PELOTA

La puntilla de Altuna acaba con Retegi Bi en un duelo rocoso

V. S. LOGROÑO.

Jokin Altuna sacó a relucir su vena rematadora, su capacidad y facilidad para cerrar tantos y así superar a un Retegi Bi que planteó el partido como una batalla de desgaste y que logró, tras un desastroso tramo inicial, endurecer el choque y plantar cara al de Amézqueta. Pero los delanteros grandes marcan las diferencias cerrando los tantos. Y en esa guerra, el guipuzcoano está a años luz del navarro.

Altuna logró abrir el partido con una tacada de 0-7. Una carambola, golpes atrás, ganchos... todo funcionaba para el mago de Amézqueta mientras Julián Retegi comprobaba la impotencia de su hijo, sacado del frontón por la superioridad de su rival. Pero el primer tanto realmente duro y peloteado cayó del lado colorado, cuando Retegi Bi llegó a la punta del frontón y soltó el brazo para superar a Altuna. Pero las cosas no pintaban bien con el 1-9. Y, sin embargo, el de Erasun, como ya hizo en dieciseisavos ante Víctor, se aferró al choque y empezó a limar la diferencia (6-11) con un Altuna seguro en la volea y el corte. Retegi Bi se mostraba incómodo ante la insistencia de Altuna, que no permitía el bote y metía una marcha más al partido.

Altuna, con el saque, ampliaba la diferencia hasta convertirla en insalvable con el 9-18. Sin embargo, ahí empezó a jugar Julen Retegi, consiguiendo endurecer y alargar los tantos y obligando a Altuna a un esfuerzo doble. Maquilló el tanteador (12-19) pero Altuna no le dio más vidilla y con el saque cerró el partido para pensar ya en Urrutikoetxea, que le espera en cuartos.

Titín cae en Rincón

Por otra parte, la pelota profesional, de la mano de Garfe, tuvo ayer presencia en Rincón de Soto, aprovechando las Fiestas de la Juventud. Titín, que venía de ganar el Calahorra y que ayer compartía pareja con Jaio, cayó ante Urmeneta y Sainz II, que entró a última hora en el cartel, por 18-22.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos