Un pelotazo de 305 kilómetros por hora

Ibon Aldazabal / Jai Alai News Info

El zaguero vizcaíno Ibon Aldazabal ha logrado en Miami un nuevo record mundial de pelota al superar la marca de 1979 de Jose Ramón Areitio

LA RIOJA

El zaguero vizcaíno Ibon Aldazabal (Berriatua, 1987) ha batido el record mundial de velocidad de cesta-punta logrado en 1979 por Areitio en el frontón de Newport y recogido en el libro Guinness de los Records de 188 millas por hora (302 km/h). El nuevo record está ahora en 190mph (305km/h) conseguido por Aldazabal en las semifinales del campeonato Speed Challenge de Dania Jai Alai.

Durange casi 40 años ha figurado el nombre de Areitio en la historia de la cesta-punta como el pelotari que más velocidad le ha imprimido a la pelota en esta modalidad. Ha habido pelotaris que han intentado batir esa marca, pero nadie se le ha acercado nunca. Ha sido ahora, en Dania, Florida, mediante un medidor específico que se usa en deportes como tenis, baseball, etc, donde se ha podido medir exactamente el momento de máxima velocidad de la pelota en su trayectoria.

Aldazabal dispone de una fuerza, técnica y corpulencia adecuada para darle a la pelota esa velodidad. Primero, es un pelotari de gran estatura y la pelota sale disparada tras recorrer una circunferencia o un swing bastante amplio. Segundo: viendo los intentos realizados por otros pelotaris, incluido derechistas, se aprecia que los pelotaris de gran revés consiguen mejores marcas en esa postura. Y tercero, la técnica de Aldazabal, su estilo, su revés, es un revés "seco" y violento. Puede que haya algun pelotari que lance la pelota más lejos, pero con un revés en el que la cesta "sujeta" más a la pelota. La técnica de Aldazabal es apropiada para darle una mayor velocidad a la pelota en el momento de salida.

En la fase inicial del campeonato donde participaron todos los pelotaris del cuadro, se vio que Aldazabal andaba muy cerca de la marca de Areitio de 1979. Ningún otro se veía con opciones de aproximarse a los 300 kilometros por hora. La noche del viernes (madrugada del sábado en Euskadi), ya en semifinales, Aldazabal consiguió batir en uno de sus cinco intentos el record mundial. 190 mph (305km/h). El pelotari, ovacionado y felicitado por todo el público y sus compañeros de cuadro, celebro la hazaña con la cesta en alto y abrazándose a sus compañeros. Para el lanzamiento, Aldazabal se puso una vez más en postura de revés, cogió carrerilla y lanzó un pelotazo bajo que ha pasado a la historia.

Ayer se jugó la gran final, y Aldazabal consiguió el título del Speed Challenge con una marca de 186 mph, por debajo del record. Ha quedado segundo en este campeonato el markinarra Gorka Aldazabal "Ubilla" (180mph) tercero el afroamericano Leon Shepard "Tevin" (179mph), cuarto el donostiarra Jon Zulaika (177mph) y en quinta y sexta posición los gernikarras Unai Lekerika (176mph) y Xabi Barandika (175mph).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos