Olaizola aprovecha mejor el error

Aimar Olaizola prepara su mano derecha para golpear el cuero. :: d.v.
/
Aimar Olaizola prepara su mano derecha para golpear el cuero. :: d.v.

El navarro e Imaz rentabilizan al máximo la irregularidad de Altuna y Martija y ganan un partido que tenían perdido

M. GLERA LOGROÑO.

Aimar Olaizola y Ander Imaz sólo gozaron de una ventaja en todo el partido, pero disfrutaron de la definitiva (22-20). La administraron y ganaron un partido que tuvieron perdido durante más de una hora. Sus víctimas, los jóvenes Altuna y Martija. De cerrar la tercera jornada con pleno, en el caso de la pareja de Aspe, a ser uno más y ver cómo el dúo de Asegarce solventaba una situación comprometida. Segundo triunfo.

0

0

Altuna y Martija lo hicieron casi todo. Lo bueno y lo malo. Mandaron siempre en el marcador porque acertaron más con el último golpe, pero permitieron que sus rivales llegasen con vida al tramo final. Y es que no fue un buen partido. Por momentos, tedioso. Veintiún errores son demasiados, aunque quien aprende a exprimir el fallo del rival gana el partido. Ayer la enorme experiencia de Olaizola fue vital, porque además es consciente de que tiene que hacer prácticamente todo si quiere llegar al cartón veintidós.

Duración
77 minutos
Pelotazos
627
Saques
Olaizola,1; Altuna,1
Faltas
Olaizola, 0; Altuna, 0
Ganados
Olaizola,7; Imaz, 1; Altuna,11; Martija, 2
Perdidos
Olaizola,4; Imaz, 2; Altuna,8; Martija, 5
Marcador
0-3, 1-3, 1-4, 3-4, 3-6, 4-6, 4-7, 6-7, 6-8, 6-9, 8-9, 9-9, 9-12, 10-12, 10-13,11-13, 11-14, 14-14, 14-15, 14-17, 17-17, 17-18, 18-18, 18-20, 20-20 y 22-20.
Incidencias
Beotibar de Tolosa. Lleno. partido correspondiente a la tercera jornada del Campeonato de Parejas.

Los azules se adelantaron (0-3) con tres acciones bien diferentes de Altuna: volea, dejada y saque. El marcador se movió siempre en diferencias cortas avivadas sobre todo por Altuna. Con la misma facilidad que ganaba el tanto, lo perdía. De tres ganados, a tres perdidos: a la chapa los tres. Olaizola tampoco andaba fino, pero aun así el partido vivió su primer empate (9-9), que se rompió con un error del navarro y dos dejadas al rincón de Altuna, gesto que ejecuta a la perfección.

La superioridad azul no acababa por romper el electrónico, que vivió un segundo empate a 14 tantos, antes de otra tacada, tras dos tantos de Martija, uno de ellos al responder a una dejada con otra, y una acción de Altuna tras tres pelotazos espectaculares que Aimar devolvió desde el cinco. Se repetía el guión. 14-17. Pero el error persistía. Dos de los azules y un acierto colorado empataron el partido por tercera vez. Altuna y Martija estaban jugando con fuego ante un rival al que no hay que concederle la más mínima ventaja. Aun así, y después de otro empate, a 18 tantos, los azules volvieron a cobrar ventaja, 18-20.

El acierto de Altuna seguía presente, pero a su celebración siempre le había seguido el lamento. Error y dejada de Olaizola. Empate. El navarro olía sangre y quería cobrarse su presa. Y cuando el escenario se pone tan favorable, no falla. Aimar engañó con el cuerpo a Altuna, que se fue al ancho, pero dejó suavemente la pelota en el rincón. Golpe moral y deportivo que se vio complementado con un pelotazo de Martija al colchón superior. Triunfo colorado. Inesperada por tanta ventaja azul, pero amparada, precisamente, en tanto error azul.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos