PELOTA

Larunbe se le atraganta a Altuna

Bengoetxea y Larunbe departen en el choque de ayer. :: d.v./
Bengoetxea y Larunbe departen en el choque de ayer. :: d.v.

Un magnífico partido del zaguero vizcaíno da el triunfo a los que llegaban al duelo como colistas frente a los todavía líderes

V. S. LOGROÑO.

Año Nuevo, en Eibar, es sinónimo de pelota y de llenazo en el Astelena. La tradición se volvió a repetir ayer, con mucho público, ganas de diversión y un partido a priori desequilibrado pero que escondía muchas trampas, como se demostró en su inesperado desenlace.

22 BENGOETXEA- LARUNBE

16 ALTUNA - MARTIJA

Duración
55 minutos.
Pelotazos
378.
Saques
Bengoetxea, 1; Altuna, 1.
Faltas
Bengoetxea, 1; Altuna, 0.
Ganados
Bengoetxea, 8; Larunbe, 6; Altuna, 6; Martija, 2.
Perdidos
Bengoetxea, 5; Larunbe, 1; Altuna, 4; Martija, 3.
Marcador
2-0, 2-1, 4-1, 4-3, 5-3, 5-4, 9-4, 9-10, 10-10, 10-15, 17-15, 17-16 y 22-16.
Botilleros
Beloki con los ganadores; Apezetxea con los perdedores.
Incidencias
Casi lleno en el Astelena de Eibar.

Porque Altuna y Martija llegaban al choque como líderes y con la posibilidad de abrir ya un importante hueco en la clasificación del Campeonato de Parejas. Y, por contra, Bengoetxea y Larunbe encaraban la cita en la última posición y con un pie en el alambre si volvían a perder. A Larunbe se le había pedido que diese un paso adelante y ayer lo hizo. Tiró de Bengoetxea, se echó la responsabilidad al hombro y, además, tuvo esa pizca de fortuna que convirtió un par de escapadas en tantos. Pero, sobre todo, tuvo valentía de asumir la responsabilidad cuando el partido se había puesto más duro y Altuna comenzaba a brillar.

Porque los azules, tras un inicio de tacadas y ligeras ventajas para ambos bandos (se pasó del 9-4 para los colorados al 9-10 después de que Altuna cogiese una pelota al segundo bote y acabase el tanto en el rincón), parecían tener bastante encarrilado el partido con el 10-15 en el tanteador. Fueron los minutos más brillantes de Altuna, con una dejada, una defensa felina, un saque del genio de Amézqueta y un tremendo pelotazo de Martija.

Altuna y Martija sólo sumaron un tanto desde el 10-15 y fue por una falta de saque de Bengoetxea

La digestión parecía sencilla para los azules y, sin embargo, apareció un hueso muy duro de roer en el plato del delantero guipuzcoano. Larunbe tomó las riendas y Bengoetxea, bastante desapercibido hasta ese momento, sacó su genialidad para, con pelota servida, dar una muestra de sus capacidades: dejadas, ganchos... Todo un arsenal para firmar una nueva tacada, en esta ocasión de 7-0 y dejar el tanteador en 17-15. Bengoetxea había recuperado el poder, pero en el siguiente saque, la pifió enviando el cuero por detrás de la línea de pasa. Fue el único tanto que sumaron los líderes del Parejas en un final para olvidar (el último por méritos propios había sido un gran pelotazo de Martija en el 10-14).

Con el 17-16, en el Astelena luchaban dos tendencias claramente opuestas. Bengoetxea y Larunbe iban hacia arriba como cohetes mientras que a Altuna y Martija les pesaba el cuerpo, no llegaban y habían perdido confianza.

Así se notó en el 18-16, cuando Martija envió la pelota al fleje lateral con el tanto hecho. Después, Larunbe cogió el mortero y colocó a su rival con la pared en el rebote del Astelena. El joven zaguero de Echéverri no pudo sostener el peloteo y cedió ante el empuje de su rival en el 19-16 y el 20-16. Quedaba la traca final de Bengoetxea, incomodando a un Altuna que se salió del partido y erró las dos últimas pelotas (la primera, forzado por el de Leiza, que le buscó los pies con maestría).

Las caras de Bengoetxea y Larunbe derrochaban sonrisas. Por fin lo habían conseguido. Volver a ganar y hacerlo con cierta solvencia les da aire en una competición que vive de momentos de efusividad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos