Pelota

La incógnita Untoria

Álvaro Untoria. /L.R.
Álvaro Untoria. / L.R.

El Parejas se presenta con una plaza para Víctor y Merino II y la duda del najerino, que se la juega con

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Con las brasas de la final del Cuatro y Medio aún humeantes, el mundo de la pelota busca nuevos horizontes. El Campeonato de Parejas se presenta hoy en el frontón Bizkaia con los mismos alicientes que las temporadas pasadas. La competición más larga del mundo profesional, la que sirve para enlazar otoño y primavera con cuatro meses de competición, conocerá hoy a sus dieciséis contendientes, ocho por parte de Aspe y otros ocho, de Asegarce.

Dos riojanos viajarán hoy en Bilbao. Un tercero puede estarlo pero hasta ayer las cocinas de Asegarce no terminaban de preparar el menú. Álvaro Untoria es la incógnita. Él o Andoni Aretxabaleta peleaban por una plaza como zaguero titular, sin olvidar otro nombre: Ladis Galarza. Albisu y Larunbe son fijos. El año pasado, Imaz, sustituyendo a Beroiz, se hizo con un hueco y es la apuesta de futuro de la entidad, así que sólo queda un puesto.

A favor de Untoria está su título en el 2015, con Bengoetxea, y las semifinales del 2016. También su buen papel en Master Codere, el que premia la regularidad. En ese sentido, Untoria es el cuarto zaguero con más puntos del campo profesional, el tercero de su empresa por detrás de Larunbe y Albisu. Imaz cuenta con casi la mitad de puntos que el najerino (935 por 510) y Aretxabaleta aún no se ha estrenado.

La explicación a ese ‘cero’ resulta lógica. El de Marquina ha estado más de un año casi parado. Pero su recuperación es un hecho. El pasado sábado, en Lanciego, jugó un sobrio partido en el que no cometió ningún fallo y se mostró superior a Beroiz. Ése puede ser el argumento de Asegarce, aunque es agarrarse a un clavo ardiendo. El anterior partido de Aretxabaleta fue en el Adarraga el 29 de octubre, con Arteaga en la delantera, perdió ante Bakaikoa e Imaz (16-18).

Pero la ecuación se complica por la presencia de Ladis Galarza, que ha firmado un buen verano y que necesita seguir progresando. Hace tres años, ya apostaron por él como zaguero emergente y tuvieron que guardarlo en el armario seis semanas después. La presión y sus constantes fallos son su peor enemigo. Así que Untoria tiene complicado participar, aunque con los números, debería ocupar una de las plazas. Pero en el frontón manda casi tanto lo deportivo como lo empresarial.

Fijo es el zaguero David Merino, que cumplirá su octavo Parejas consecutivo. La baja de Barriola ha afianzado su posición. Aspe, como Asegarce, tiene dos intocables, en este caso Rezusta y Zabaleta, y otro joven valor: Martija. De los restantes, nadie hace sombra al de Villar de Torre, que necesita volver a sentirse lo que es: un grande de los frontones.

Víctor y el Adarraga

El otro riojano con posición asegurada, salvo una decisión difícil de explicar por parte de Asegarce, es Víctor Esteban. En la promotora vizcaína, hay tres primeros espadas: Olaizola, Bengoetxea y Urrutikoetxea. Y después está el de Ezcaray, que ha ganado la batalla a Artola. Además, aquí también hay intereses, en este caso, a favor de Víctor. En el Cuatro y Medio, Asegarce, de la mano del Gobierno de La Rioja, apostó por el Adarraga y la intención es seguir. Este domingo, el recinto logroñés se vuelve a abrir. Así lo anunció ayer Asegarce, aunque con sólo un protagonista confirmado: Bengoetxea. El otro podría ser Víctor o tal vez Merino. Lo indudable es que las entradas ya se venden con precios de entre 15 y 35 euros.

A falta de la presentación oficial de pelotaris, Logroño no es la única sede ya designada para la jornada inaugural. El torneo comenzará en la noche del viernes en Vera de Bidasoa, localidad que celebra el 75 aniversario de su frontón. Y el sábado habrá una revancha de la final del Cuatro y Medio en el Labrit. Urrutikoetxea y Altuna serán los delanteros, a falta de saber quiénes serán su compañero durante cuatro meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos