Gorka se prueba contra Erostarbe

Gorka Esteban. :: fernando díaz/
Gorka Esteban. :: fernando díaz

E.M. LOGROÑO.

Una incógnita. El rendimiento de Gorka Esteban esta tarde (17.00 horas, ETB1) en su estreno en el Manomanista de Promoción es una incógnita. Desde que debutó con Asegarce, el de Ezcaray está sufriendo con los resultados y las lesiones. «Las sensaciones de la mano son buenas. Pero luego hay que ver cómo responde en el partido , hay que ver cómo estoy yo. Salir a un campeonato sin haber jugado antes es un cara o cruz. Esperemos que responda todo bien», resumía ayer el delantero de Ezcaray.

El último partido que jugó Gorka Esteban fue en Galdácano. Y de eso hacen ya casi dos meses. Desde entonces el riojano no consigue ver la luz. Problemas en la mano que le han apartado de los frontones más tiempo del que el de Ezcaray desearía.

Hoy será Erostarbe el que calibre la recuperación del delantero riojano. «Es un contrario muy complicado porque le da mucho a la pelota y es muy seguro», reconoce el pelotari de Ezcaray. «Para ganar un partido en el mano a mano -continúa- hay que hacer bien todo, o casi todo».

Un callo en la mano derecha está trayendo de cabeza al mayor de los hermanos Esteban. Apenas ha podido entrenarse una semana. Poco margen para preparar un campeonato tan específico como el Manomanista. «Apenas he podido hacer tres entrenamientos. Hasta la semana pasada no estaba cerrado el callo así que no podía hacer nada. He hecho tres entrenamientos. Los dos primeros muy flojos y el último un poco más fuerte», repasa.

Gorka Esteban se maneja bien en la distancia. De hecho llegó a disputar la final de este mismo torneo hace dos años. Por aquel entonces militaba en las filas de la empresa Aspe y tuvo enfrente a Mendizabal III que le venció en el Labrit (22-14). Después de la eliminación de Darío Gómez el viernes por la noche, Gorka es el único representante riojano que queda en competición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos