La extraña desaparición de Víctor

La extraña desaparición de Víctor
Justo Rodriguez

El delantero riojano se ha desvanecido de las carteleras, hace un mes de su último partido en el Parejas

ELOY MADORRÁNLOGROÑO.

El 7 de enero, Víctor y Albisu saltaron al frontón Astelena de Eibar para jugar contra Ezkurdia-Zabaleta. Perdieron 22-10. Al día siguiente, Asegarce anunciaba en las últimas líneas de una información sobre las sedes de la siguiente jornada, casi de tapadillo, que Laso sustituiría al delantero de Ezcaray en el siguiente partido buscando «aportar un revulsivo a la pareja» de la empresa.

Desde aquel 7 de enero, Víctor Esteban no ha vuelto a jugar. Un mes entero en el dique seco, apartado de los festivales aunque se encuentra en perfectas condiciones físicas. No tuvo suerte el riojano que en este periodo de tiempo fue programado en dos partidos que, finalmente, fueron suspendidos por la lesión de alguno de los cuatro protagonistas.

Más

«Cuando hablaron conmigo en ningún momento apareció la expresión 'bajo rendimiento'. Se habló de dar algo de aire a la pareja después de cinco derrotas consecutivas. Luego te enteras por los periódicos que es por bajo rendimiento y es un mazazo. Esforzarte tanto para que luego se ponga en duda la profesionalidad es duro». Así se expresaba esta semana Víctor Esteban.

El delantero sigue entrenándose con normalidad, a la espera de poder demostrar. Pero la empresa lo mantiene fuera de los carteles desde hace un mes. A pesar de que en su día la empresa aseguró que se trataba de «una tregua» y que no era una «situación definitiva», a nadie se le escapa que parece improbable que el riojano regrese en las tres últimas jornadas del torneo. El mismo pelotari se ha hecho a la idea: «Sinceramente, lo veo complicado. En el caso de que la empresa quisiera hacerlo me estaría poniendo partidos, pero no es el caso. Creo que no jugaré más en este Parejas».

El día a día de Víctor consiste en entrenarse, casi siempre con Pablo Berasaluze, a la espera de una oportunidad de volver a jugar. «Pablo se está portando muy bien, como siempre, a veces le pregunto pero él no sabe todo lo que pasa en la empresa», reconoce el pequeño de los Esteban.

¿Ha habido algo más?

Una vez conocida la sanción a Víctor y su posterior desaparición de las carteleras, el comentario en la calle está servido: «seguro que hay algo más que no sabemos». El pelaire responde rápido y con contundencia al respecto: «Yo estoy muy tranquilo. No ha habido nada extradeportivo ni con compañeros, ni con intendentes, ni con nadie. Cuando ha habido cosas que no me han gustado lo he dicho, pero con educación. Perdimos cinco partidos y había otros pelotaris en la misma situación. La empresa parece que apuesta por Laso y yo tengo que seguir trabajando».

Lejos de hablar con rencor o con inquina, el último ganador de la feria de San Mateo apuesta por mirar hacia adelante y aprender de la situación que está viviendo. «Tengo claro que yo voy a seguir, no voy a tirar la toalla. Es cierto que la primera semana, la cabeza me daba muchas vueltas. Pero tengo la suerte de tener un entorno muy bueno que me ayuda mucho», confiesa el deportista. «Mi camino -prosigue- parece que tiene algunas piedras más grandes que el de otros, así que tengo que ser más fuerte para saltarlas».

Temas

Pelota

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos