PELOTA

Expectación y rutina en Bilbao

Urrutikoetxea (izq.)  y Altuna III posan  con las pelotas elegidas para la final del domingo. :: / ASPE
Urrutikoetxea (izq.) y Altuna III posan con las pelotas elegidas para la final del domingo. :: / ASPE

Gran ambiente en el frontón Bizkaia en la elección de las pelotas para la final

ELOY MADORRÁN LOGROÑO.

Mucha expectación ayer en el frontón Bizkaia de Bilbao para presenciar en directo la elección de material para la final del Cuatro y Medio que disputarán Urrutikoetxea y Altuna este domingo. La cita matinal en la capital vizcaína transcurrió sin sobresaltos. Los protagonistas se emplearon a fondo en buscar los cueros más favorables a su juego. No hubo quejas. Todos contentos.

Para los amantes de las estadísticas, Urrutikoetxea separó dos cueros de 105,8 y 106,2 gramos mientras que Altuna III se decantó por dos pelotas de 105,9 y 106,1 gramos de peso.

El ritual de los rituales por excelencia: la elección de material de una final. Todo está medido, todo se repite. Aficionados en la grada y cruce de declaraciones ensalzando al rival y repitiendo los mantras que ambos pelotaris ya han contado en las múltiples entrevistas que han protagonizado.

Lo primero que surge en la sala de prensa es la etiqueta de favorito. Altuna dice que es Urrutikoetxea y éste dice que todo está igualado. «No sé qué dirá él, pero todo el mundo de la pelota sabe que es el favorito. Porque ha hecho un gran campeonato y porque para mí, y para muchos, está en el mejor momento de su carrera», lanza al aire el delantero de Aspe. «No, para nada, no me veo favorito. La final la veo muy abierta. Al final te juegas todo a un partido. Y en ese momento, a esa hora, tienes que estar. Si no el rival te pasa por encima. Hasta ahora es cierto que las cosas me han salido bien, pero lo que hemos hecho hasta ahora no vale de nada, te lo juegas todo a un partido», replica Urrutikoetxea soltando lastre.

El domingo se colgará el cartel de 'No hay billetes'. Dicho de otra manera, tres mil almas vivirán la final del Cuatro y Medio en directo. Y la mayoría de ellos serán vizcaínos, paisanos de Mikel Urrutikoetxea. Pero eso no asusta a Altuna III, que asegura crecerse ante las adversidades: «¿Que me crezco ante las dificultades? Eso hablas con los periodistas y luego aparece en el titular (risas). He tenido partidos de todo tipo. En los partidos grandes he hecho partidos buenos y no tan buenos». «Es cierto -prosigue- que me motiva jugar ante 3.000 personas y en su casa».

El único punto negro en la controlada preparación de Urrutikoetxea es la fisura en la falange del cuarto dedo de su mano derecha. Según el pelotari de Asegarce se trata de algo casi superado: «Físicamente llego bien. Todavía tengo ciertos dolores en el dedo pero no me molestó para jugar la semifinal, y para la final muchísimo menos. Han pasado quince días, en los entrenamientos casi no me ha molestado y esa es buena señal».

Ambos pelotaris apuran los días previos al domingo con los últimos entrenamientos y buscando alguna ocupación que les evite pensar en el partido.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos