PROFESIONALES

Desconexión a medio partido

Víctor cae ante Laso en el Cuatro y Medio de San Fermín que rompió el navarro con una gran tacada, tras pasar del 5-5 al 5-14

ELOY MADORRÁN LOGROÑO.

Se acabó la participación del riojano Víctor Esteban en el torneo del Cuatro y Medio de San Fermín. Ayer perdió en Zubiri ante Laso (14-22) un partido igualado en el inicio y que se rompió cuando el navarro firmó un 0-9 de parcial (del 5-5 al 5-14). No fue el mejor día de Víctor, pero tampoco lo hizo mal en el inicio y en el final. Sin embargo, la desconexión en el ecuador del partido fue decisiva. A esto hay que añadir que Laso fue mejor, estuvo más certero en el saque y demostró mejor momento de forma.

14 VÍCTOR

0 LASO

Duración
46 minutos y 54 segundos.
Pelotazos
199.
Saques
Víctor, 0; Laso, 6.
Faltas
Víctor, 0; Laso, 0.
Ganados
Víctor, 11; Laso, 11.
Perdidos
Víctor, 5; Laso, 3.
Marcador
2-0, 2-3, 3-3, 3-4, 4-4, 4-5, 5-5, 5-14, 6-14, 6-15, 8-15, 8-17, 9-17, 9-18, 10-18, 10-19, 13-19, 13-20, 14-20 y 14-22.
Incidencias
Lleno en el frontón de Zubiri.

El inicio del encuentro fue prometedor. Los dos pelotaris se buscaban mutuamente, eran los minutos de tanteo. Nadie acertaba con el saque y ambos sumaban tantos sin despegarse (5-5).

Falló Víctor un intento de dos paredes y ahí comenzó la tacada de Laso. Llegó luego un error del riojano con la zurda (5-7), un gran gancho de Laso (5-8), un fallo de Víctor obligado en pared (5-9), un dos paredes de Laso (5-10) y luego tres saques consecutivos del navarro (5-13). Aún quedaba tiempo para otro error de Víctor que no consiguió ponerse bien para devolver un gancho de Laso (5-14). Llegaron entonces los primeros gestos de desesperación del pelotari de Ezcaray que veía cómo se le escapaba el partido.

Rompió su mala racha el riojano en un buen tanto, moviendo a Laso al ancho para luego acabar en pared (6-14). Y a partir de entonces regresó el mismo panorama que al inicio del encuentro: peloteo e intercambio de tantos entre los dos delanteros de Asegarce.

La única diferencia es que ahora Laso administraba una suculenta renta que le permitía mirar sin agobios al electrónico cada vez que su rival le hacía un tanto. Alguno de ellos fue meritorio, como el contrapié que supuso el 11-19 o los dos saque-remate posteriores -de gancho y volea a pared- (13-19).

Al final, Laso se hizo con el triunfo ante un público entregado al pelotari navarro (jugaba a 15 kilómetros de su casa). Ahora, el delantero de Asegarce tiene un compromiso de aúpa en el siguiente peldaño de la escalera: Bengoetxea VI.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos