Demasiados errores para soñar

Gorka, en un partido anterior. :: díaz uriel/
Gorka, en un partido anterior. :: díaz uriel

Gorka cae en el manomanista y Bakaikoa accede a la final por su mayor temple

V. S.

logroño. Anhelaba Gorka Esteban un golpe de ilusión y se llevó de Orduña un batacazo de realidad. Bakaikoa accederá, por segundo año consecutivo, a la final del Campeonato Manomanista de Promoción tras imponerse al ezcarayense por 16-22 en un encuentro en el que siempre estuvo por delante.

16 GORKA

22 BAKAIKOA

Duración
55 minutos.
Pelotazos
308.
Saques
Gorka, 3; Bakaikoa, 2.
Faltas
Gorka, 0; Bakaikoa, 0.
Ganados
Gorka, 5; Bakaikoa, 8.
Perdidos
Gorka, 12; Bakaikoa, 8.
Marcador
0-2, 1-2, 1-4, 2-4, 2-9, 4-9, 4-10, 7-10, 7-13, 8-13, 8-14, 11-14, 11-16, 12-16, 12-18, 15-18, 15-21, 16-21 y 16-22.
Botilleros
Goyo Hernández, con Gorka; Joxi Bakiakoa, con el ganador.
Incidencias
Lleno en el frontón de Orduña.

Peleó el riojano en todo momento, endureció el partido y aguantó con defensas de aire, pero no pudo sacar partido a su golpe ni encontró altura ni se encontró cómodo en la cancha. Así resulta difícil ganar, pero sobre todo le penalizaron los errores. Demasiados como para acceder a la final y, sobre todo, demasiados para recuperar la confianza.

Desde el principio, el mayor de los Esteban fue por detrás. Le tocó, además, el papel de recadero, dominado por la mayor pegada de Bakaikoa. Así, entre fallos e incluso con polémica (el 2-7 fue una clara estorbada del navarro que los jueces no vieron así, aunque resultó evidente), Bakaikoa abrió una brecha casi insalvable (2-9).

Pudo engancharse el ezcarayense al choque en el 15-18 pero envió la pelota a las tablas

Gorka se enganchó al partido, pero hasta en el rictus se notaba su manifiesta incomodidad. A pesar de todo, se puso 7-10 con dos buenos golpes atrás. Su reacción fue seguida de otra tacada de Bakaikoa (7-13, gracias a una dejada). Parecía que Gorka sólo podía endurecer el partido, pero no encontraba pelota para rematar ni para incordiar a un adversario con mucho cuajo a pesar de sus 21 años. Se volvió a acercar el riojalteño en el tanteador gracias a dos saques consecutivos (11-14), pero a renglón seguido tiró abajo un gancho. No fue su único cortocircuito. Inmediatamente después, protagonizó el mejor tanto de la tarde, haciendo correr al navarro al ancho y al rincón, pero con todo a favor envió su golpe al suelo.

Bakaikoa deseaba acabar por la vía rápida y parecía que lo iba a conseguir cuando encadenó otra tacada para colocar el 12-18 tras un fallo colorado (una de las pocas pelotas de las que gozó se fue al fleje lateral) y un saque. Peleó Gorka por resucitar pero cuando podía haber llevado el choque al punto de ebullición tras una dejada y un saque (15-18) envió una pelota a tablas en otro error gravísimo. Demasiados fallos para soñar con el paso adelante. No pudo ya levantar cabeza y el de Echarri Aranz se clasificó con méritos para la final.

Tampoco tuvo mejor suerte Víctor en el primer partido, donde cayó con Larunbe (19-22) ante Arteaga y Aretxabaleta, que volvió a los frontones con confianza y buen juego.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos