PELOTA

Contando con los dedos

Beloki, Urrutikoetxea, Bengoetxea VI (de espaldas) y Alúztiza, ayer en el Adarraga durante la elección de material. :: justo rodríguez/
Beloki, Urrutikoetxea, Bengoetxea VI (de espaldas) y Alúztiza, ayer en el Adarraga durante la elección de material. :: justo rodríguez

Urrutikoetxea y Bengoetxea, con una falange rota cada uno, eligieron material

ELOY MADORRÁN LOGROÑO.

«Espero tener el dedo mejor para este domingo porque contra Víctor no le di ningún golpe directo», explica Bengoetxea VI. «Me duele, es normal, al final tengo una fractura y es normal que me duela. Sólo han pasado cinco días desde que me lesioné, pero no creo que tenga ningún problema para jugar el partido», exponía Urrutikoetxea.

La cita de ayer por la mañana en el Adarraga fue atípica. No es habitual que los protagonistas de una de las semifinales del torneo del Cuatro y Medio acudan a la elección de material y las preguntas de los periodistas sean sobre sus dedos. Pero es que los dos delanteros de Asegarce llegan con un dedo roto.

Sin embargo, ambos coincidieron en confirmar que jugarán, con protecciones especiales en los dedos dañados, pero no faltarán a la cita con la competición.

Los dos delanteros acabaron contentos con las pelotas seleccionadas

«Estuve ayer -por el miércoles- tocando pelota y la verdad es que las sensaciones no eran malas. Es normal que me duela, pero dentro de unos límites. No me impide golpear a la pelota y eso es importante», relató Urrutikoetxea. El delantero de Zarátamo confirmó que jugará con un dedal a modo de protección «que no hace milagros pero ayuda».

«Cuando tienes algún dolor -continuó Urrutikoetxea- es normal darle más vueltas a la cabeza. Intentaré calentar bien y no darle ni una vuelta. Si salimos, salimos a por todas, a sufrir y a ganar el partido, si se puede».

Bengoetxea VI no especula. Como su juego, es directo y preciso: «Yo espero al mejor Urruti, es lo que tengo que esperar. Ha demostrado que tiene más juego que nadie, en la liguilla ha sido el mejor pelotari».

Siguiendo con esa línea de argumentación, Oinatz le colgó a su rival la etiqueta de favorito. «Espero un partido duro. Mikel es el pelotari más completo de los que hay ahora mismo. No tiene ninguna fisura. Defiende muchísimo y cuando está con juego, como ahora, ataca mucho. Físicamente está un poco más fuerte que los demás. En verano parece que no se ha castigado mucho y ha llegado muy bien a este momento», repasó Bengoetxea.

La clave del partido

Preguntado por la clave del partido, Oinatz echó mano de la sinceridad: «No hay tácticas, no hay ningún secreto. Darle con todo a cada pelotazo. Intentar buscar las esquinas y moverle. El Cuatro y Medio es como el boxeo. Tienes que darle tú porque si no te da el otro».

También hubo traslado de presión de Urrutikoetxea hacia su rival: «Las cosas estarán complicadas porque viendo contra quién juego, que es el campeón del año pasado y que me ganó las semifinales por un tanto... Yo le veo como favorito al él».

No se podía olvidar que la cita era para separar las pelotas para el domingo. Urrutikoetxea separó dos de 105,8 y 106,6 gramos de peso. «Él ha tenido las pelotas que suele coger y yo las mías. Las de él tienen menos salida de frontis y son un pelín más bajas que las mías. Pero no hay excusa, cada uno tiene su material y no hay que darle vueltas», reconocía el vizcaíno.

Bengoetxea VI, por su parte, optó por dos pelotas de 106,4 y 106,6 gramos. El de Leiza definió el material como «aceptable» y explicó su definición: «Las mías son de menos salida, de más toque por abajo. Mi baza es meterme en los cuadros de adelante. Mikel ha sacado material de más vuelo, de más salida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos