Alerta roja para Irribarria y Merino

Martija golpea con la derecha ante la mirada de Merino II, ayer en Tolosa. :: d.v./
Martija golpea con la derecha ante la mirada de Merino II, ayer en Tolosa. :: d.v.

Altuna y Martija se reencuentran con el triunfo y refuerzan su candidatura ante unos rivales al borde del precipicio

V. S. LOGROÑO.

Todas las alertas se han encendido ya para Irribarria y Merino II. Ayer cerraron la primera vuelta de la liguilla con otra derrota. Van cinco en siete encuentros. Quedan otros siete y les toca no sólo remontar, sino firmar una hombrada. No pueden permitirse un nuevo tropiezo si no quieren depender de los demás o de las calculadoras.

22 ALTUNA III MARTIJA

0 IRRIBARRIA MERINO II

Duración
80 minutos.
Pelotazos
617.
Saques
Altuna, 2; Irribarria, 2.
Faltas
Altuna, 0; Irribarria, 0.
Ganados
Altuna, 10; Martija, 1; Irribarria, 8; Merino II, 0.
Perdidos
Altuna, 6; Martija, 3; Irribarria, 6; Merino, II, 3.
Marcador
0-3, 1-3, 1-4, 2-4, 2-6, 4-6, 4-8, 8-8, 8-9, 9-9, 10-9, 10-10, 12-10, 12-13, 19-13, 19-15, 20-15, 20-16, 21-16, 21-19 y 22-19.
Incidencias
Lleno en el Beotibar de Tolosa. Las apuestas salieron a la par.

Ayer fueron Altuna y Martija los que se llevaron el triunfo en el Beotibar de Tolosa. Los líderes son ahora más líderes y lanzan un órdago a todos los que quieren seguir su estela. El delantero continúa en estado de gracia, el que parece que perdió en el tramo final de su anterior encuentro, mientras que Martija se está revelando como el mayor fajador del torneo. Sólo perdió dos pelotas y eso que Irribarria y el de Villar de Torre le pusieron a prueba desde el inicio.

Fueron esos minutos de salida fulgurante del guipuzcoano y el riojano los que sembraron las dudas en Altuna y Martija. El delantero, acostumbrado al remate, dio un paso atrás y alivió los pesares de su compañero en la zaga, con un Merino muy potente y un Irribarria buscando losas altas. Así, con esa dinámica, los azules abrieron pequeñas brechas (0-3, 2-6 y 4-8). Pero los minutos pasaban y el cansancio pareció golpear más al guipuzcoano y al riojano mientras que Martija se crecía con el intercambio de pelotazos. Duro, durísimo, se estaba poniendo el partido cuando Altuna sacó su varita mágica y empezó a dejar destellos que le sirvieron, primero, para igualar a ocho, y poco después, para lograr las primeras ventajas (10-9 y 12-10).

Irribarria frenó la sangría y volvió a dar la vuelta al choque (12-13). El Beotibar vibraba con el esfuerzo de los cuatro. Pero el partido se rompía en favor de los líderes. Siete tantos consecutivos les pusieron el triunfo en bandeja (19-13). En el sexto, el de Villar de Torre sufrió un pinchazo en el bíceps que le hizo ir raudo a los vestuarios. Doloroso pero no lo suficiente para seguir en la lucha.

Lo intentaron hasta el final, sobre todo cuando el tanteador lucía un desesperado 21-16. Irribarria y Merino II sabían que no podían perder y pusieron toda la carne en el asador hasta meter el susto en el cuerpo de sus rivales: 21-19. Con esa mínima desventaja, todo podía pasar. Al riojalteño se le escapó una pelota que dio en el verde. Altuna, castigado por el esfuerzo pero aún con las piernas de un gamo, se lanzó casi de rodillas y no sólo devolvió, sino que ejecutó una dejada con efecto que hizo crujir la espalda de Irribarria y las esperanzas de la pareja. Imposible llegar y casi imposible clasificarse. Pero aún queda pelea y el de Arama y el de Villar de Torre no se rinden con facilidad.

Mientras, en el primer partido que abría el festival y también el Campeonato de Parejas de Promoción, Peña y Erasun conquistaron el primer punto frente a Bakaikoa y Etchegoin (22-16). En un partido con varios cambios en el marcador, Bakaikoa y Etchegoin mandaban por 10-14 pero se quedaron clavados en el 15-14. El zaguero francés comenzó a fallar y Peña, con el saque, logró abrir diferencias hasta llegar al desenlace final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos