La Rioja

PELOTA

Una oportunidad contra el superviviente

Víctor Esteban, durante un entrenamiento en Vergara. :: d.v.
Víctor Esteban, durante un entrenamiento en Vergara. :: d.v.
  • Víctor se mide a Rezusta (22.00 horas, ETB1), el último zaguero en liza, por una plaza en cuartos

El Manomanista se ha convertido en una cuestión de supervivencia. Rápido y sin red, cualquier tropiezo significa la eliminación. Por esto esta noche en Vergara (22.00 horas, ETB1) ni Víctor ni Rezusta podrán especular. Concentración máxima, minimizar los fallos y desplegar un juego incómodo para el rival son las claves que comparten ambos pelotaris. El uno, delantero; el otro, zaguero, el último que queda en liza. El Manomanista no es territorio para pegadores, aunque el de Vergara, que jugará con el público a favor, está empeñado en revertir esa situación.

Ya lo hizo en el pasado Campeonato de Parejas, que conquistó junto a Irribarria, haciendo de su carencia, una zurda cerrada y única, su mejor virtud. A toda la cancha y sin ayudas, se requieren más armas, aunque su látigo es ya un seguro de vida. El guipuzcoano lo tenía claro en la elección de material: «Las pelotas que he elegido son para jugar a bote». «Víctor es un rival incómodo. Le da mucha velocidad a la pelota y sujetar su juego no será fácil, pero yo tengo que salir a lo mío», sintetizó el zurdo antes de su debut en el Manomanista.

Mientras, con el viento a favor llegará Víctor Esteban, tras dejar en el cartón 8 a Untoria. Lleva varias semanas centrado en el mano a mano y en cada entrenamiento se siente más seguro, aunque reconoce que puede seguir mejorando. «En el primer partido me encontré bastante bien, aunque creo que podía haber jugado un poco más suelto. Me hubiese gustado pegarle más a la pelota, aunque sí cogí altura», explicaba el ezcarayense. Durante los últimos días, de la mano de Pablo Berasaluze, se ha probado en Vergara, un frontón en el que no ha jugado «desde hace años».

Para Víctor, Rezusta es una piedra de toque especial. «Un zaguero zurdo y tan violento siempre es difícil de superar», analizaba el delantero. «Tiene un brillo especial, así que intentaré buscarle la derecha y trataré de que no se sienta cómodo en la cancha», incidía. El resto y, sobre todo, la defensa de aire, pueda resultar clave para evitar que Rezusta lleve el partido hacia el duelo a bote, de donde difícilmente podría salir vivo Víctor. Velocidad y violencia son sus aliados para llegar a cuartos de final, donde espera Altuna, otro especialista.

Antes del estelar, el telón se abrirá con un partido del Campeonato de Promoción entre Irusta y Arteaga, uno de los jóvenes más en forma. Para cerrar el festival, el ezcarayense Darío formará pareja con Tolosa para medirse a Ugalde y Erostarbe.