La Rioja
Ezkurdia y Merino se abrazan tras ganar ayer en el frontón de Tafalla. ::
Ezkurdia y Merino se abrazan tras ganar ayer en el frontón de Tafalla. :: / D.N.

Ezkurdia y Merino se suman a la pelea

  • Ezkurdia y Merino se cobran una pieza fácil en Tafalla, donde jugaron y esperaron el fallo de Víctor y Albisu, que acumularon catorce

  • El navarro y el riojano alcanzan el quinto triunfo tras un cómodo partido

Joseba Ezkurdia y Miguel Merino salvaron una difícil situación en Tafalla se colocan con cinco victorias a falta de tres partidos para que concluya la primera fase del Campeonato de Parejas. Seis suman los perdedores de ayer, Víctor y Albisu, que se mantienen muy vivos en el torneo a pesar del 22-12 encajado en la tarde dominical.

Víctor y Albisu protagonizaron una de esas malas tardes que surgen de vez en cuando. Entregaron catorce tantos, por lo que la victoria colorada fue más sencilla de lo esperado en todos los sentidos. También es verdad que Ezkurdia y Merino concedieron muy poco, tanto en el marcador como en el juego.

El inicio del compromiso fue una premonición de lo que ocurriría, ya que Víctor erró por dos veces y los coloraos se adelantaron en el marcador, 2-0. Pero a Víctor Esteban le gusta el riesgo y de la misma forma que pierde tantos, los gana. Así, el partido entró en una serie de empates a 2, 4, 5, y 6, en el que los aciertos se mezclaban con los fallos. En la zaga no había diferencias, aunque Merino se sentía más cómodo. Golpeaba y corría al rincón cuando Víctor le exigía. No pasaba apuros.

Un error del ezcarayense supuso el sexto tanto de los adversarios. Sin quererlo, había abierto la caja de los truenos. Dos pelotazos de Merino, seis errores de los azules y un tanto de saque rompieron el marcador, 15-6. Ezkurdia y Merino revivían los fantasmas de semanas atrás, en la que con un marcador idéntico acabaron perdiendo ante Urrutikoetxea e Imaz. Pero esta vez no había lugar para los espíritus. Otros tres errores consecutivos de los perdedores acallaron dos magníficos ganchos de Víctor en los tanto séptimo y octavo. 18-8. Víctor protestó airadamente el decimosexto colorao al entender que su pelota había entrado en la cancha. Los jueces no se apiadaron de él. Era cuestión de temple y ayer los coloraos estaban muy templados, sin fisuras y sabiendo en todo momento que si no ganaban el tanto, el rival se lo podía entregar.

Así, se sucedieron los errores, otros dos más de Víctor antes de que Joseba Ezkurdia completase su buena actuación (un fallo) con dos acciones ganadores. Entre unos y otros movimientos, los azules maquillaron sus números con cuatro puntos más en su casillero, puntos que no les permiten, sin embargo, mantener la segunda plaza, que pasa a manos de Bengoetxea y Larunbe.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate