La Rioja

Urgencia y confianza se citan en Tafalla

Víctor Esteban devuelve la pelota, rodilla en tierra, en un partido en el Adarraga.
Víctor Esteban devuelve la pelota, rodilla en tierra, en un partido en el Adarraga. / La Rioja
  • Duelo de riojanos en tierras navarras. Víctor llega con mejores cifras y en un momento superior a Merino, que paga errores

  • Ezkurdia y Merino están obligados a ganar a Víctor y Albisu

«Con tanta igualdad, ahora nos vemos abajo por no haber ganado partidos que hemos tenido muy cerca».

Así se expresaba David Merino el pasado jueves, después de haber se parado el material que se utilizará esta tarde en Tafalla. El suyo y el de Víctor y Albisu, aunque estos dos llegan más desahogados al desafío dominical. Suman seis victorias por cuatro de sus adversarios. Tienen margen de error, aunque únicamente resten cuatro partidos para que acabe la fase inicial del Campeonato de Parejas. Más incierto es el futuro del riojano Víctor Esteban en el torneo, ya que Iñaki Artola está a punto de superar su lesión, aunque de momento no ha confirmado cuándo reaparecerá.

Artola y Albisu sorprendieron a Ezkurdia y Merino en el partido que inauguraba el torneo. Fue en diciembre y ganaron por 20-22 después de una primera parte igualada y un zarpazo letal cuando alcanzó el ecuador. No han protagonizado un buen torneo el navarro y el riojano. Irregulares. Después de una interesante reacción han vuelto a caer en brazos de la derrota. A eso se refería el zaguero de Villar de Torre el jueves. Acuden a Tafalla después de perder ante Irribarria y Rezusta, pero hay no ha estado su pecado, sino en los dos encuentros que dejaron escapar cuando los tenían ganados. Desperdiciaron un 15-6 ante Urrutikoetxea e Imaz y acabaron pagándolo en el electrónico (20-22). Siete días después protagonizaron otro tropiezo inesperado frente a Elezkano y Zabaleta (22-21). De encarar este compromiso con seis triunfos, a hacerlo con cuatro y con el peligro latente de quedarse fuera de la liguilla de semifinales. La diferencia es abismal.

Enfrente hay más calma. Lo único que puede perturbar a Víctor Esteban es su salida del torneo. Como llegó se puede ir, pero nadie le podrá negar sus méritos. «Soy suplente y dependo de los demás, así que me centro en el partido que tengo seguro», decía con resignación el ezcarayense este pasado jueves.

De momento, ha ganado cuatro de los partidos en los que ha participado. En el momento que Víctor ha bajado el número de errores, las cifras le han sonreído porque tiene capacidad para acabar los tantos y sumar puntos. De hecho, Joseba Ezkurdia puede pasar hoy una mala tarde porque su adversario le va a atacar. Va en su juego. Y el navarro sufre cuando le mueven lateralmente. Tendrá que sacudirse la ofensiva del delantero riojano buscando posiblemente a Albisu. El dominio en la zaga mandará y Ezkurdia necesita pelota entregada para acabar, aunque en los últimos partidos se ha mostrado mucho más preciso, tanto con el gancho como con la dejada al rincón.

David Merino no sólo tendrá que sujetar el golpeo de Albisu, que cuando es fresco coge mucha longitud, sino que deberá quitar el cuero a su amigo y compañero de entrenamientos. «Si perdemos no decimos adiós del todo, pero se nos complica. Si ganamos, nos metemos de lleno en la lucha», comentaba el zaguero riojano. Prácticamente un cara o cruz sobre la cancha del frontón San Francisco Javier.

El festival arranca a las 17.00 horas con un partido del torneo de Promoción, en el que Errandonea y Martija (dos victorias) se miden a Bakaikoa y Galarza, últimos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate