La Rioja
Joseba Ezkurdia prepara su volea. :: E. Buxens
Joseba Ezkurdia prepara su volea. :: E. Buxens

CAMPEONATO DE PAREJAS

Ezkurdia y Merino ven tarde el agujero

  • El navarro y el riojano hacen frente a Irribarria y Rezusta, pero su reacción llega con el partido casi finiquitado

  • Los guipuzcoanos suman su octava victoria y siguen líderes; los perdedores se complican el futuro en el torneo

Irribarria y Rezusta sumaron su octava victoria en el Campeonato de Parejas ( 22-18) y dejaron atrás el mal trago que pasaron ante Bengoetxea y Larunbe. Su triunfo supuso la derrota de Ezkurdia y Merino. Entraba dentro de la lógica. Sexta en diez compromisos. A los perdedores les hicieron mucho más daño los dos tropiezos que precedieron al de ayer que el de anoche.

El partido era muy complicado para Ezkurdia y Merino, sobre todo para este último. Jugar contra dos 'palistas' como Irribarria y Rezusta es un ejercicio de estrategia, de paciencia y de precisión. Sabes que, por principio, bondardean al zaguero. Pelota al nueve. Ahora bien, Irribarria no desperdicia el remate si le dejan. Merino tenía que volar el cuero por encima de Irribarria, no dejarlo en el seis a Rezusta, no jugar a la pared, porque ambos son zurdos, buscar el ancho, cambiar la longitud del golpe y todo ello desde el cuadro siete en el mejor de los casos. Mucho trabajo.

EL primer tercio del partido se apoyó en la igualdad, con mínimas rentas para unos y otros fruto de remates, pero también de errores, algunos de ellos derivados del riesgo asumido por ganar el tanto. Después de varios empates, el duelo entró en otra dimensión con el 7-7.

David Merino buscaba ensanchar la cancha. Quería que Rezusta se sintiera incómodo con el desplazamiento lateral y hacia adelante. Arriesgó el riojano y encadenó una serie de errores que forjaron la primera ruptura del partido, 14-7. Seis fallos de los azules y un acierto de los coloraos.

Se resistían sin embargo Ezkurdia y Merino a entregarse. Una paradita del delantero rompió el ritmo. Tanto y cambio de pelota. Duró poco, porque después de tres tantos sumados, un error de Ezkurdia abrió de nuevo las puertas hacia la victoria de sus adversarios. 18-10. Tiempo de intercambio de tantos. Tres gestos de rabia de Ezkurdia recortaron distancias, 18-13, pero era tarde, 20-14.

Fue en ese momento cuando Ezkurdia se liberó. La carambola bien ejecutada es letal y Joseba lo entendió. Se enzarzó en los cuadros alegres y sacó cuatro tantos más. Insuficientes. Lástima que no encontraran el agujero antes. El partido hubiera sido muy diferente.

Por otro lado, en Echarri Aranaz jugaba el riojano Darío. El ezcarayense formó junto Jaunarena y vencieron por 22-16 a Bakaikoa y Ladis Galarza, que suman su cuarta derrota en el Parejas de Promoción. Darío y Jaunarena se colocan segundos, mientras que Laso e Iturriaga siguen líderes después de vencer por 22-14 a Errandonea y Martija.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate