La Rioja

Darío deja la responsabilidad a Jaka

Jaka se ata los cordones de la zapatilla mientras Darío le observa apoyado en la pared.
Jaka se ata los cordones de la zapatilla mientras Darío le observa apoyado en la pared. / Sonia Tercero
  • El pelotari de Ezcaray y el de Lizarza separaron el material para el decisivo choque del domingo. Ambos se mostraron «contentos» con los cueros

  • El delantero riojano señala a su rival como favorito en la final del Cuatro y Medio de Promoción

Se respiraba este jueves en el frontón Adarraga de Logroño ese ambiente de las grandes ocasiones. Sensación de partido importante flotando en el ambiente. Se citaron el riojano Darío y el guipuzcoano Jaka para elegir las pelotas con las que jugarán este domingo la final del Cuatro y Medio de Promoción. Como resumen: todos contentos. Primer paso conseguido. «Yo he sacado las que pensaba y a él le han gustado las pelotas que ha sacado. Hemos elegido rápido. Y eso que he intentado coger pelotas exigentes para con el saque hacer daño», resumió Darío.

«Las cuatro pelotas son muy buenas, las mías un poquito más bajas, y esperaba que él sacase pelotas más vivas, pero estoy muy contento con el cestaño», apostilló Jaka. Los dos pelotaris se emplearon poco tiempo en elegir. Buena señal.

Jaka lleva tres años en profesionales. Darío apenas ocho meses. El riojano sabe que no le conviene presentarse como favorito, aunque el partido se dispute en el Javier Adarraga. «Para nada. Es un frontón que tampoco se amolda cien por cien a mí, en el frontis se queda un poco la pelota y eso le puede ayudar a él a buscar el remate. Y además creo que es el favorito, es el que más experiencia tiene, el que ha hecho un campeonato perfecto. Yo tendré que salir de víctima para intentar dar la sorpresa», explica el riojano.

«El frontón es bueno, y me gusta. Para mí no hay ningún problema en jugar en el Adarraga. Lo único malo es por mi afición, que tiene que hacer bastantes kilómetros», contestó Jaka.

Preguntado Darío por las claves del encuentro la respuesta fue rápida y concisa: «Velocidad, sacar bien y restar bien para que no se me vaya el partido en un saque-remate rápido».

El mejor sacador

Erik Jaka ya perdió una final como esta el año pasado, también en el Adarraga, y sabe que en los días previos lo ideal es estar tranquilo. Ayer, durante la elección de material se deshizo en elogios a la hora de definir a su rival: «Tendré que jugar lo que sé hacer e intentar evitar su derecha. Sobre todo que no tenga pelota fácil, incomodarle en el rincón y acertar en el remate. He jugado contra grandes sacadores y el mejor sacador en profesionales es Darío».

Cuando le preguntas al pelotari riojano por Ezcaray se dibuja una sonrisa en su cara, no lo puede evitar. «Bueno, en Ezcaray están acostumbrado a las finales (sonríe). Aún así te ven por la calle, te paran y te animan. Algunos te intentan dar consejos. Y muy contento porque la gente de Ezcaray siempre nos anima», reconoce Darío.

El delantero se despidió con un deseo: «Creo que está bastante complicado pero saldré al cien por cien a darlo todo a la cancha y que la gente disfrute y a ver si me puedo llevar la chapela para Ezcaray»