La Rioja

Darío, al remate en un encuentro anterior. ::
Darío, al remate en un encuentro anterior. :: / Antonio Díaz Uriel

PELOTA

Estilos opuestos, idéntico objetivo

  • Darío y Elordi buscarán mañana afirmarse en el campo profesional llegando a la final del Cuatro y Medio de Promoción

Darío Gómez tiene mañana una de sus primeras grandes ocasiones para brillar en el campo profesional. Las manos han sido su martirio desde que debutó, en junio del 2015, y le han impedido dejar poco más que detalles de su gran calidad. Pero parece que ya ha visto la luz. Entrena, juega con regularidad y gana. Está en semifinales del Cuatro y Medio de Promoción y aspira a dar el golpe y colarse en la lucha por el título.

Sólo un escollo le separa de esa meta: Aitor Elordi. El vizcaíno, que jugará en el frontón de su localidad y con el público a su favor, también es un pelotari que en diez meses como profesional ha probado las hieles de la pelota. Busca resarcirse de sinsabores y ésta es su carta ganadora.

Desde las gradas del frontón, el director técnico de Aspe, Jokin Etxaniz, verá el partido con el corazón dividido. Conoce bien a ambos pelotaris y vaticina «un partido abierto».

A Elordi lo define como un delantero que «llega en un buen momento». «Tal vez no se esperaba que se clasificase para semifinales. Le ha pasado de todo desde que debutó, pero ahora se encuentra con confianza», analiza. «Es un buen sacador y que aprovecha también sus cualidades como rematador», indica.

Mientras, Etxaniz no deja de alabar a Darío. «Sólo que pueda jugar es la leche porque ha pasado muchos problemas con las manos. Pero ahora está entrenando y va a más, aunque aún le falta confianza», incide. «En los entrenamientos lo está haciendo muy bien, lo veo con golpe y le queda seguir trabajando a la hora de acabar los tantos», prosigue. Para el director técnico, la clasificación «ha reforzado la moral de Darío».

«Son pelotaris muy distintos y quien lleve a su terreno al otro tendrá mucho ganado», indica Etxaniz. «Elordi tratará de hacer daño con su saque y presionar y Darío tiene más poder y también ha mejorado en el resto», añade.

Etxaniz, que suda diariamente con Darío en Vitoria, explica que este campeonato está siendo «casi como volver a empezar» para el ezcarayense. «Si le llegan cosas mayores, será perfecto, pero llegar a semifinales ya resulta bonito», incide.

«El objetivo es que siga progresando, pero creo que Darío se merece este premio porque lo ha pasado muy mal y, si le responden las manos, será la primera de muchas alegrías que le pueden llegar», concluye.

Con Darío sigue la lista de riojanos que han logrado la clasificación para las semifinales del Cuatro y Medio de plata. Desde el 2009, sólo en una ocasión (2011) no ha habido ningún riojano en esta ronda, mientras que en cinco campeonatos (2009, 2010, 2012, 2013 y 2014) la presencia ha sido doble. Miguel Merino, Cecilio, Rico IV, David Merino, Untoria, Gorka y Víctor han sido sus predecesores en esta trascendental ronda.

En las manos de Darío está ahora retener en Ezcaray el título que su vecino y amigo Gorka Esteban logró el pasado año en el frontón Adarraga. Mañana, en Mallavia y ante un ambiente nada favorable, debe dar un paso adelante más para seguir creciendo.

Debut de Erasun

Por otra parte, el zaguero guipuzcoano Jon Erasun debutará el sábado en el Beotibar de Tolosa haciendo pareja con el riojano Víctor Esteban. El pelotari de Cizúrquil, de 20 años, cuenta con una buena trayectoria en el campo aficionado y espera debutar con triunfo ante Peña y Untoria.