La Rioja

FERIA DE SAN MATEO

San Mateo busca campeones en una final sorpresa

  • Altuna, acompañado de Albisu, quiere repetir título frente a unos Ezkurdia y Rezusta sólidos y en alza

Logroño. Logroño ha acabado sus fiestas y sólo la pelota alarga las ganas de diversión. Hoy es el día grande del frontón Adarraga, que acoge la disputa por el título de la última feria del verano y, tal vez, la más importante. San Mateo llegará esta tarde (17.00 horas, TVR) a su desenlace tras ocho días de partidos y con una final tal vez inesperadas.

No habrá riojanos, a pesar de que sus combinaciones resultaban realmente atractivas, y sí una pareja 'clásica', la formada por Ezkurdia y Rezusta, de Aspe, y otra mixta, la que forman Altuna y Albisu. Todos ellos han demostrado en el Adarraga su enorme momento de juego, aunque es Altuna el que tiene mucho que ganar.

Logroño vive un idilio con el de Amézqueta. A sus 20 años, la afición riojana guarda en el recuerdo la dejada suicida que el año pasado le encumbró como ganador de la feria junto a David Merino frente a Olaizola II y Urrutikoetxea en una final para enmarcar. Su descaro es su arma, pero la cara de pillo esconde unas mandíbulas de depredador. Tritura con el gancho y rompe con la dejada hasta no dejar un hueso sano de su rival. La cintura de Ezkurdia, tal vez uno de sus puntos flojos aunque cada vez en mejoría, sufrirá con el guipuzcoano. Además, Altuna puede coronarse en Logroño como el indiscutible rey del verano. Si vence, sumaría cinco entorchados estivales tras llevarse los de la Virgen Blanca, San Sebastián, Lequeitio y Bizkaia, muy por delante de Olaizola, aunque éste ha alcanzado más finales.

Pero todo depende de lo que ocurra hoy en un Adarraga que espera repetir lleno. Sobre el papel, Altuna y Albisu llegan más descansados. Y eso es una ventaja. Además, Albisu ha crecido, de un primer partido dubitativo y plagado de errores, en el que acabó con la mano tocada, pasó a un segundo casi inmaculado, dominando y demostrando todas sus cualidades de golpe. Nunca es fácil dominar a Albisu, pero si alguien tiene armas para lograrlo es Rezusta. El viernes se mostró superlativo. Su zurda hace correr a pelotas que otros sólo pueden llevar y dejar vendidas. Si no se le fuerza y se le mueve de lado a lado, cuenta con las cualidades para arrollar a sus rivales.

Así que, sobre el papel, la final parte igualada, aunque Altuna pueda suponer un desequilibrio total. La afición riojana espera alegría en la final y el de Amézqueta es sinónimo de clarines y timbales. Ezkurdia tendrá que evitar que entre en juego y, cuando pueda, volver a exhibir su gancho y su dejada, golpes que cada vez domina mejor.

Tres riojanos en el cartel

A falta de pelotaris locales en el estelar, tres riojanos completan el cartel. En el primer partido habrá duelo de zagueros. Salaverri buscará el triunfo ante Merino (acompañados por Arretxe II y Jaka) en el primer partido y Darío, junto a Erostarbe, intentará repetir buenas sensaciones frente a Arteaga e Iturriaga.