RALLY DAKAR

Nani Roma abandona y Barreda se hunde en el Dakar

Nani Roma, antes de sufrir su accidente en las dunas. :: afp/
Nani Roma, antes de sufrir su accidente en las dunas. :: afp

El doble campeón de la prueba en el 2004 y 2014 en motos y coches sufrió un accidente a 500 metros de la línea de meta mientras que Joan Barreda se perdió

D. SÁNCHEZ DE CASTRO MADRID.

El Dakar 2018 va a ser una pesadilla de principio a fin. En esta primera semana la navegación será el factor que ejerza de criba en la cabeza entre los favoritos y los candidatos a serlo, y tanto en motos como en coches este lunes dio alguna sorpresa. En dos ruedas, el valenciano Joan Barreda perdió casi todas sus opciones al dejarse 28 minutos en las dunas entre Pisco y San Juan de Marcona, cuando erró en los últimos kilómetros de la especial. Ni él mismo se lo creía, y le va a costar muy caro haber perdido no sólo toda su ventaja, sino casi todas sus posibilidades al tercer día de competición.

En coches, Nasser Al-Attiyah aprovechó que en la jornada no le tocaba abrir pista y superó con solvencia al ejército Peugeot, con Carlos Sainz tercero y arreglando un poco el desaguisado del día anterior. Lo peor fue lo que le ocurrió a Nani Roma, que a unos 500 metros de la meta tuvo un serio accidente y debió ser evacuado al hospital. Con un traumatismo craneal y cervical, el doble campeón de la prueba (ganó en el 2004 en motos y en el 2014 en coches) dice adiós al Dakar.

En la categoría de motos Joan Barreda alcanzaba el domingo las 20 victorias de etapa en el Dakar, una cifra que muchas leyendas de cualquiera de las categorías no han logrado ni por asomo. Sin embargo, lo que fueron todo risas y alegrías se tornó en decepción y lágrimas al día siguiente. Como le ocurrió en los años anteriores, Barreda se ha dejado buena parte de sus opciones de victoria. Fue al final de la jornada entre Pisco y San Juan de Marcona, en medio de las dunas peruanas, cuando ya había cedido más de cinco minutos. En el último sector de la especial cronometrada no vio un giro a la izquierda, por lo que siguió rodando fuera de la ruta ideal. Eso le obligó a dar la vuelta sobre sus pasos, lo que al final se transformó en un retraso de casi 28 minutos con respecto al ganador del día, Sam Sunderland. «Lo bueno es que es el inicio del rally, vamos a tratar de recuperar tiempo cada día», comentó Barreda al llegar a su campamento.

La alegría de la jornada llegó en coches, donde Carlos Sainz acabó la etapa en tercera plaza

'Bang Bang' no fue el único en perderse. Xavier de Soultrait y Adrien Van Beveren, dos de los más firmes candidatos al podio, se dejaron más de diez minutos por errar la ruta, lo que a la postre ha mandado a Yamaha (otrora grandes dominadores del Dakar) fuera del 'top 10'. El mejor español del día fue el siempre fiable Gerard Farrés, tercero en 2017, que es 12º en la general.

Al-Attiyah pide paso

Si el domingo fue un día colosal para Peugeot (triplete, y sólo Sainz fuera del podio), el arranque de la semana fue para Nasser Al-Attiyah. El catarí se impuso con solvencia y más de cuatro minutos frente a Stepháne Peterhansel, que sigue líder de la general, y de un Carlos Sainz que se dejó cinco minutos, pero que salvó con bastante dignidad una jornada que se presentaba difícil.

Al-Attiyah no especuló y pronto se puso al frente de la tabla de tiempos y nada pudo evitar que se hiciese con la victoria, pese a los intentos de Carlos Sainz. El madrileño trató de limar tiempo pero cuatro minutos perdidos en un repostaje le condenaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos