Pistoletazo de salida al Mundial

Rossi, Dovizioso, Márquez, Viñales y Zarko, ayer en el circuito de Losail. :: efe
/
Rossi, Dovizioso, Márquez, Viñales y Zarko, ayer en el circuito de Losail. :: efe

La renovación de Rossi, que continuará en 2019 y 2020 en MotoGP con Yamaha, centró ayer toda la atención mediática

BORJA GÓMEZ DOHA (CATAR).

Este viernes, a las 10.50 horas en España, arranca de verdad el Mundial de motociclismo 2018, con el primer entrenamiento libre de Moto3, después de que la jornada de ayer se dedicase a los protocolarios controles técnicos de motos y equipamiento de pilotos, a los últimos retoques en los nuevos materiales y a las fotos de familia -por categoría- o individuales de los protagonistas del mayor espectáculo del mundo sobre dos ruedas. Un jueves que terminó protagonizado por Valentino Rossi, el gran icono de este deporte, que confirmó oficialmente que va a seguir compitiendo hasta los 41 años: este 2018, más 2019 y 2020.

El italiano continuará con Yamaha, en una decisión esperada y a la que le puso una argumentación cuanto menos curiosa. Y es que para Rossi las ganas de seguir corriendo es la gasolina que le motiva a enfrentarse a pilotos de altísimo nivel -Marc Márquez o Jorge Lorenzo se cuentan ya entre los grandes de la historia, con el primero amenazando todos los récords registrados hasta ahora-, en algunos casos más de diez años más jóvenes. «Me vienen a la cabeza Bayliss, Schumacher o Biaggi, que se retiró cuando ganó el Mundial. Pero he visto que todos volvieron a correr, les faltaba algo, hacían otras cosas, pero también corriendo», explicó Rossi en el circuito de Losail, en referencia a esas muchas figuras del motor, y de otros deportes -Michael Jordan o Lance Armstrong-, que una vez retirados dieron el paso atrás y regresaron. Un 'arrepentimiento' que se niega a vivir, mientras continúa entrenando junto a los chavales de su academia, algo que le ha permitido reenfocar este tramo final de su carrera.

Por otro lado, en el circuito de Losail juegan un papel muy importante las condiciones climatológicas, muy variables por su cercanía al mar y por estar en una zona desértica, con bruscos cambios de temperatura entre el mediodía y la noche.

Este año la única carrera nocturna plena será la de la clase reina, que se disputará a las cinco de la tarde, las siete en España. Y en estos tres días se espera bastante más calor que en los entrenamientos de pretemporada, lo que puede tener una influencia capital. En cualquier caso, la lista de favoritos debería de ser la esperada, con Márquez, Dovizioso, las Yamaha de Viñales, Rossi y Zarco -si las dos oficiales resuelven algunas de sus dudas- e incluso las Suzuki.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos