MOTO2

Nakagami se aprovecha del error de Álex Márquez

El pequeño de la saga se cae cuando iba líder y se queda en fuera de juego para el campeonato

B. GONZÁLEZ SILVERSTONE.

En la disputa por el título de Moto2, Franco Morbidelli se ha mostrado superior al resto a lo largo del año. Una obviedad. Su único punto débil venía de sus fallos: o ganaba, o no subía al podio, algo que ha ido dando aire a la general. De la capacidad de sus rivales de meterle presión va a depender lo largo que se haga este Mundial, porque si no consiguen hacerle temblar, el italiano podría cerrarlo antes de llegar al final del curso. Y esos rivales son dos, Thomas Lüthi y Álex Márquez.

El suizo, confirmado como piloto de MotoGP para 2018 con una Honda de la escudería Marc VDS precisamente como compañero de Morbidelli, estuvo gris a lo largo de todo el fin de semana. En carrera apenas inquietó al líder, y no cumplió con el 'deber' de subir al cajón y limar puntos a un Morbidelli que flaqueó, y eso que el segundo de sus rivales, Márquez, le dejó el camino limpio a ocho vueltas para la conclusión. El pequeño de la saga de Cervera tomó el liderato de la prueba desde el inicio y, pese a un par de intentos del italiano de inquietarle, consiguió mantener esa posición -Márquez sí que había apretado a Morbidelli en cada entrenamiento- hasta que cometió el fallo que no debía cometer. Una caída que le dejó en fuera de juego, casi también para el campeonato.

Pese a la clara situación, Morbidelli no pudo aguantar ni el empuje de Nakagami -otro que dará el salto a la clase reina el próximo año- ni del autor de la 'pole', Pasini, que le dejaron en el tercer puesto del podio. Un resultado que, por otra parte, le permite aumentar ligeramente su ventaja sobre Lüthi, hasta los 29 puntos, el que ahora mismo aparece como única amenaza en esa pelea por el campeonato.

Fotos

Vídeos