MOTO3

El agua anula la primera oportunidad de título de Mir

B. G.

Motegi. «Es difícil pero no imposible. Lo intentaremos en Australia». Un sonriente Romano Fenati cambiaba su discurso nada más celebrar su tercera victoria de 2017, la segunda en agua tras la monumental paliza de Misano, donde terminó con 29 segundos de ventaja sobre el segundo aquel día, Joan Mir. Precisamente, el mensaje del italiano en clave de título tenía este receptor, después de haber repetido tanto él como su equipo que con los 80 puntos de margen con los que llegaba el mallorquín era un absurdo pensar en el Mundial. Y es que el triunfo bajo la lluvia en Motegi, sumado a la pifia de Mir, que sólo pudo ser decimoséptimo y sin ninguna opción durante las trece vueltas a las que quedó reducida la prueba, ha dejado esa ventaja en 55 puntos, con 75 en juego.

Mucha, diferencia aún, aunque las previsiones meteorológicas en el GP de Australia apuntan de nuevo al agua como protagonista. «No me he encontrado nada cómodo con la moto durante todo el fin de semana, con muchos problemas. Esto puede pasar, pero también estaba el hándicap de que te juegas un Mundial. Vas un poco más nervioso y vas un poco más tenso...», explicó con cierta tranquilidad Mir.

Fotos

Vídeos