La Rioja
Motociclismo | GP de Cataluña

¿Candidato Dovizioso?

Dovizioso celebra el triunfo en Montmeló.

Dovizioso celebra el triunfo en Montmeló. / AFP

  • Tras dos victorias seguidas en Mugello y Montmeló, el veterano piloto italiano se mete de lleno en la lucha por el título

Márquez contra Viñales, con la duda de la capacidad de Rossi para estar de nuevo peleando contra pilotos más de diez años más jóvenes, con la incógnita de qué versión de Pedrosa se podía ver y con el interrogante aún más grande acerca de la adaptación de Lorenzo a la Ducati. Más o menos este era el panorama que se planteaba antes del inicio de 2017, en un Mundial de MotoGP para el que no se esperaba tanta imprevisibilidad como hay.

Un campeonato en el que está influyendo, sobre todo, el rendimiento de los neumáticos y que pasados los siete primeros grandes premios deja una clasificación general con cinco pilotos separados por tan solo 28 puntos, con cuatro de ellos habiendo ganado al menos una carrera. Tres se ha llevado a estas alturas el líder Viñales. Normal tras su exhibición invernal. Una cada uno de los pilotos del Repsol Honda, un buen saldo para Pedrosa, menos de lo que se esperaba en el caso de Márquez. Y dos Dovizioso, un invitado inesperado en el juego del título.

El italiano, campeón de 125cc en 2004, subcampeón de 250cc tras Lorenzo en 2006 y 2007 -peleando con una Honda inferior-, y que en MotoGP ha corrido para Honda -incluyendo el equipo oficial-, Yamaha y ahora Ducati, es un piloto con fama de técnico y buen trabajador, alguien al que se le supone menos talentoso que sus actuales rivales pero que siempre se ha ganado el respeto de todo el 'paddock' por su manera de enfocar la profesión.

En su quinto año en Ducati está aprovechando su momento, eso y las circunstancias cambiantes de la categoría, lo que le ha permitido exprimir esa cualidad de entender las condiciones y sacarles el mejor provecho. Y, consumidos los primeros siete Grandes Premios de 2017, se ha plantado en la segunda plaza de la general, a tan solo siete puntos del líder Viñales.

"Andrea suele ser muy realista", apuntaba una persona de su entorno. "Negativo, dicen", sonreía el de Forlí. Pero, ¿puede considerársele como un candidato al título? "Quiero ser realista, conozco muy bien Ducati, mi moto, es mi quinto año con esta moto, sé lo que ha pasado en estos años, sé cómo trabajan los ingenieros, cómo enfocan las cosas y lo que piensan", asume con calma.

"Si queremos pelear por el campeonato, como dijimos antes de empezar la temporada, tenemos que mejorar unas cuantas cosas. En algunas carreras perdemos 20 segundos, y así no se puede ganar, los competidores son muy fuertes, las motos y, especialmente, los pilotos. Soy realista. Tenemos que centrarnos en eso, no en que estoy a siete puntos del líder", desgrana 'Dovi'. Ducati afrontará ahora dos buenas pruebas de fuego, los circuitos de Assen y Sachsenring, antes de que lleguen las carreras de Brno y el Red Bull Ring austriaco. En este segundo circuito fueron en 2016 los absolutos dominadores, con victoria de Iannone y un segundo puesto del propio Dovizioso.

Viñales, inquieto

"Es un rival difícil, porque si cogen un buen feeling con la moto después tienen muchos puntos positivos, como es la velocidad punta, así que será difícil de batir", apuntó Viñales tras lo visto en Montmeló. "Es segundo, y la manera en que pilotó en Mugello y la manera en que ha pilotado aquí.Es rápido. Será interesante también ver cómo va en Assen y Sachsenring, que son circuitos completamente diferentes, pero sabemos que en Austria serán muy rápidos, en Brno también pueden serlo", reconoció Márquez, aunque ninguno de sus rivales aparenta considerarle como una opción realista pensando en un largo plazo.

"Pensar cada fin de semana en el campeonato es imposible", acepta el propio Dovizioso. "Nadie puede entender qué va a pasar, cada fin de semana es una historia diferente. No tengo ninguna presión en ese sentido, no pienso en eso, también porque estoy muy centrado en desarrollar la moto. Porque no hemos cambiado nada en las últimas semanas, la moto que teníamos que nos dejó a once segundos en Le Mans es la misma que ha ganado en Mugello y en Montmeló. No quiero pensar cómo será Assen, porque tampoco confiaba en hacerlo bien aquí. Estoy muy relajado acerca de la lucha por el campeonato. Tengo la sensación de que puedo entender la moto, sé cuáles son las partes positivasy las negativas, me resulta fácil sacar el potencial que tiene y hacer lo máximo con ella en carrera. Quiero continuar así e intentar mejorar lo que de verdad necesitamos mejorar para ser competitivos cada fin de semana".

Una moto que lleva varios años buscando eso, la normalidad que le permita afrontar con garantías 18 fines de semana, no algunos puntuales. De eso dependerá que Dovizioso pueda aguantar. Y que Lorenzo pueda llegar.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate