La Rioja

El piloto de Repsol Marc Márquez, durante la jornada de entrenamientos en Alcañiz. :: josé jordán / afp
El piloto de Repsol Marc Márquez, durante la jornada de entrenamientos en Alcañiz. :: josé jordán / afp

GRAN PREMIO DE ARAGÓNMOTOCICLISMO

Márquez apabulla a sus rivales

  • Viñales y Lorenzo saldrán en primera línea junto al de Cervera en la carrera de Moto GP de Aragón

«Hay que ser siempre muy realista. Basta con mirar la hoja de tiempos, porque los números nunca mienten. Pensar en batir a Márquez, no digo que sea imposible, pero sería un milagro». Valentino Rossi, segundo en la general de MotoGP a 43 puntos de Marc Márquez, explicitó lo que se había evidenciado en la pista desde el primer entrenamiento libre del sábado.

El líder había encontrado algo que le permitía martillar el Motorland de Aragón con un ritmo imposible para los demás, y con una velocidad a una vuelta inalcanzable para el resto. Una exhibición que rompió con la igualdad del viernes, jornada utilizada mayormente para comprobar los diferentes tipos de neumáticos -la cantinela de todo el año-, y que colgó en el de Cervera el cartel de favorito indiscutible, un favoritismo ratificado durante el entrenamiento oficial, donde firmó su sexta pole consecutiva en el trazado turolense, con más de seis décimas de ventaja sobre Maverick Viñales y Jorge Lorenzo, sus acompañantes en la primera línea de la parrilla de la clase reina.

«Sería genial y realmente lo daría todo, pero para tener un mano a mano con Marc tenemos que mejorar mucho la moto de cara a mañana», reconoció Viñales, por tercer Gran Premio consecutivo entre los tres más rápidos de la calificación. El de Suzuki, no obstante, abrió la puerta a la posibilidad de pelear con el autor de la pole si las temperaturas, como marcan las previsiones meteorológicas, bajan el domingo. «Espero una carrera en la que habrá que ser paciente y conservar las gomas hasta las últimas vueltas. Me cuesta mucho hacer girar la moto. Siempre me voy un poco largo y eso hace que no pueda tener un buen paso por curva», aseguró.

Ese factor, el climatológico, vuelve a dejar el interrogante sobre una categoría en la que se están dando muchas variaciones de un día para otro. Interrogante por cómo afectará a los neumáticos, sobre todo a su durabilidad, lo que inclinará la balanza de la elección del tipo de compuesto para un lado o para otro. A esa variabilidad es a la que se aferran los dos principales rivales de Márquez en la general, Rossi, que marcó un buen ritmo en el cuarto entrenamiento libre -en el que los pilotos trabajan únicamente pensando en la carrera-, y Lorenzo, muy desdibujado durante esa sesión.

El italiano fue capaz de mantenerse a menos de medio segundo de su rival en el paso de carrera, mientras que el mallorquín se quedó a más de un segundo de la Honda del líder. «Todavía hay muchas cosas que tenemos que hacer y después, sobre todo, habrá que ver qué condiciones tenemos mañana por la mañana. Parece que hará un poquito de más frío y será importante acertar con la elección de los neumáticos, tanto el de delante como el de detrás», analizó Rossi, que apuntó a una elección masiva del compuesto trasero más duro, aunque en el otro lado del box los tiros parece que irán por otro lado. «Con los duros Marc está dos pasos por encima de los demás y tres con respecto a mí», reconoció Lorenzo, incapaz de hacer funcionar este compuesto y que se está decantando por una opción que genera dudas en cuanto a la durabilidad. «Si yo uso el blando y si me aguanta no se sabe lo que puede pasar», aseveró.

«La verdad es que es de los sábados en los que me he encontrado mejor, que me he encontrado más a gusto con la moto, aunque aún hay pequeñas cosas que creemos que podemos mejorar, que ya son pequeños detalles, pero por el resto de cosas todo bien», aceptó Márquez, que desde Valencia 2014 no gana en España. «Sí, hoy hemos ido muy bien, pero lo importante es mañana pues ya he tenido la experiencia en este circuito durante los últimos años de ir muy bien el viernes y el sábado y el domingo no acabar satisfecho e incluso no acabar la carrera, pero aquí intentaremos hacer un buen domingo y rematar el fin de semana». Márquez, que apuntó como máximos rivales a Rossi y a Dani Pedrosa, fue, también, uno de los protagonistas de un día lleno de caídas, incluida una de Rossi y otra del británico Alex Lowes, que le dejó fuera de la carrera del domingo.

La de Márquez, en el tercer libre, le provocó una subluxación en el hombro derecho, en una acción en la que segundos después de irse al suelo Nicky Hayden, el del Repsol Honda se llevó por delante a Pol Espargaró casi en el mismo punto en el que el estadounidense se había ido al asfalto. Un incidente con pocas consecuencias, aunque Espargaró terminaría con el gemelo de la pierna derecha dañado, en un día en el que terminó dos veces en el asfalto, la primera en una espectacular montonera con el italiano Danilo Petrucci.