La Rioja

MOTO3

Binder prepara su primera bola de partido

Si después de Silverstone la sensación era la de que Moto3 estaba lista para sentencia, tras la carrera de Misano aún está más claro. Brad Binder, desde la 'pole', no dejó que Enea Bastianini le quitase el quinto triunfo del año en un mano a mano que el sudafricano resolvió con solvencia. En la última vuelta midió a su rival, un piloto nacido a pocos kilómetros del trazado adriático, y con una espectacular frenada se quedó con el primer puesto para mantenerlo hasta ver la bandera de cuadros. Otra espectacular exhibición de un piloto que, de no haber cometido un error absurdo en Brno, cuando lideraba la prueba con un amplio margen y se fue al suelo, ya sería campeón.

A falta de cinco carreras, Binder concretó su primera bola de partido, la que tendrá en dos semanas, en el Motorland de Aragón. Allí, con terminar primero o segundo se garantizaría el título.