McLaren acumula kilómetros

Stoffel Vandoorne./AFP
Stoffel Vandoorne. / AFP

Vandoorne y Alonso dan en la última jornada de la primera semana de test 161 vueltas, mientras Hamilton mete miedo

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

En todas las pretemporadas se repite una misma máxima: los tiempos son irrelevantes. Tanto para bien, como para mal. Y máxime en unas condiciones de frío como las que están azotando el circuito de Montmeló en estos días. Sin embargo, no es para menos destacar que Lewis Hamilton ha sido el más rápido de la jornada que puso fin a esta primera semana de pretemporada no sólo con el mejor tiempo de los cuatro días, sino además con medio segundo de ventaja sobre el siguiente, Stoffel Vandoorne.

Así en frío, cualquiera se podría asustar. Sin embargo, poniendo en contexto la situación no es tan fiero el león como lo pintan. O sí, pero no por estos tiempos. En Mercedes ya saben que tienen un colchón en su monoplaza, como en los de años anteriores, de ventaja sobre el resto. Eso les hace exprimir al máximo los neumáticos medios, que son los teóricos mejor situados en condiciones mixtas de temperatura siempre que esté la pista seca.

Ahí han demostrado, tanto Hamilton como Bottas, que en total han completado 129 vueltas en un día en el que se compensó la jornada perdida el miércoles por la nieve. No obstante, ver a Hamilton a medio segundo de Vandoorne, cuando éste hizo su mejor vuelta con el nuevo neumático hiperblando (cuatro rangos de dureza por debajo del medio), es para asustar a cualquiera. El 1:19.854 es el mejor crono de McLaren de esta primera semana, y tercero mejor en absoluto sólo superado por Hamilton y Vettel. Ahí queda.

Más información

En McLaren pueden sentirse satisfechos por la primera semana de trabajo. No tanto por el rendimiento puro a una vuelta, que es ahora mismo una incógnita en todos los coches, sino porque han podido acumular vueltas de sobra. Vandoorne se dio un auténtico atracón este jueves, con 110 giros, antes de dejar a Alonso para que disputase las últimas horas del día en Montmeló en el que compensó relativamente la jornada del martes. El asturiano dio 51 giros, el mejor en 1:20.929 que le permitió acabar 5º en la tabla de tiempos de la sesión.

Aunque esos más de 750 kilómetros que ha dado McLaren son para sonreír, visto lo ocurrido en anteriores test de pretemporada, no son ni mucho menos el equipo que más vueltas ha dado. Es, de hecho, el séptimo, con un total de 260 vueltas en los cuatro días. Una pieza valorada en dos dólares, como explicaba sarcástico Eric Boullier, les había costado demasiado tiempo tanto el primero como el segundo día, cuando empezaron a padecer problemas de sobrecalentamiento en la zona de los escapes. A diferencia de lo visto en anteriores pretemporadas, estos ‘dolores de parto’ no parecen nada serios y la unidad de potencia Renault funciona dentro del rango de rendimiento previsto, cosa que no ocurría con Honda.

Desde el lado del motorista japonés también se sienten muy satisfechos por lo trabajado en esta semana. Toro Rosso se despide como el equipo que más vueltas ha dado, 324, y Pierre Gasly, como el piloto que más ha rodado, 229 giros. Y ni un fallo. En cuatro días han aguantado más que en todas las pretemporadas anteriores, lo cual no deja de ser irónico y que, seguro, escuece a más de uno en McLaren.

Sainz, satisfecho

Si algo se puede intuir tras esta primera semana de test, es que va a haber mucho que decir en la zona media de la parrilla. Nadie despunta por encima del resto, aunque Mercedes y Ferrari siguen un paso adelante.

En esa zona templada va a estar seguro Renault. Nico Hülkenberg y Carlos Sainz se han repartido el trabajo este jueves, y con 60 vueltas para el español y 49 para el alemán han superado también la marca de los 100 giros en el último día de trabajo hasta el próximo lunes. Sainz, que se niega a mojarse acerca de sus condiciones, ha salido satisfecho, más que por el resultado por la fiabilidad que han conseguido.

Habida cuenta de que en Red Bull, por citar a uno de equipos en los que deben fijarse, sí están teniendo más problemas con la continuidad mecánica, es para estar satisfechos. Eso sí: aún queda trabajo. «El coche va bastante bien. Hay señales positivas y tiene potencial, pero aún no está a mi gusto», confesó ante los medios. “El objetivo antes de Melbourne es poner el balance del coche a mi gusto. Es muy importante llegar allí con confianza», destacó. Y en ello están.

Los monoplazas se darán un descanso hasta el lunes. Este fin de semana habrá días de rodaje, sin información útil, y seguro que les viene bien tanto a pilotos como a ingenieros para poner las ideas en orden y pensar dónde y qué partes deben mejorar en los próximos cuatro días. No van a tener muchas más oportunidades de hacerlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos