FÓRMULA UNO

Lewis Hamilton asfixia las aspiraciones de sus rivales

DAVID S. DE CASTRO MADRID.

Cuando Mercedes anunció que iba a implementar en el circuito de Austria la gran evolución de esta temporada, muchos echaron a temblar. Motivos tenían. Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, especialmente el primero, dejó atrás cualquier alternativa en las previsiones de este fin de semana. El líder del Mundial es consciente de que puede dar un golpe letal a sus aspiraciones al título de campeón, y por eso no especuló en ningún momento, ni en términos de vuelta rápida ni de ritmo en tandas largas.

Si a una vuelta daban miedo, en ritmo de carrera lo dan aún más. Tanto Hamilton como Bottas bajaron de 1:05, y se mantuvieron en ese ritmo pese a los numerosos sustos que hubo. Y es que, a diferencia de lo visto en Francia, en Austria no habrá esa llanura inmensa en el circuito, gracias a que en los exteriores de la pista han colocado unos pianos disuasorios, unas 'bananas', que ya dejaron ayer numerosos incidentes.

No fue un día demasiado productivo para Fernando Alonso. El objetivo del asturiano será puntuar, como sea, en un circuito que no se le ha dado bien desde su regreso al calendario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos