AUTOMOVILISMO

La Fórmula 1 se queda sin argumentos para convencer a Alonso

D.S.C.

madrid. Fernando Alonso salió a atender a los medios tras su segundo abandono con cara de resignación, que es la cara que suele tener casi siempre que lleva el mono de McLaren. Y es que esta semana es la ya clásica semana de las 24 horas de Le Mans. Este año, la presencia de Alonso ha multiplicado la expectación de manera exponencial, no sólo en cuanto al público, sino también a prensa (se han triplicado las solicitudes de acreditaciones), espectadores de televisión (Eurosport tiene los derechos en exclusiva para toda Europa y esperan que también mejore sus cifras de años pasados) e incluso participantes.

La llegada de las 24 horas de Le Mans se produce en un momento crítico. Los rumores acerca del futuro de Fernando Alonso en la Fórmula 1 o fuera de ella empiezan a bullir. Carreras como la de Canadá o Mónaco y sobre todo, las perspectivas de que nada va a cambiar a corto y medio plazo hacen que sea muy difícil pensar que Alonso vaya a correr muchos más años en el Mundial de monoplazas por excelencia.

Aunque Alonso afirma que tiene contrato con McLaren, aún no ha activado esa cláusula. El piloto español lleva varios años asegurándose la libertad de salir cuando quiera, por lo que sus últimas renovaciones son multianuales pero con la condición de que renueve año a año ese compromiso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos