Los fantasmas acechan a Alonso

Fernando Alonso mira a su McLaren, ayer. :: efe
/
Fernando Alonso mira a su McLaren, ayer. :: efe

El asturiano se mostró optimista a pesar de sufrir una avería

D. SÁNCHEZ DE CASTRO MADRID.

Entre Renault y McLaren todo parece ir bien, hasta que no va bien porque no encaja. La adaptación de la nueva unidad de potencia en el McLaren no deja de dar sustos. Si el martes era la batería la que dejaba tirado a Stoffel Vandoorne, ayer fue un problema que suena a vieja excusa, porque ya les ocurría en los tiempos de Honda: una fuga hidráulica afectó al motor que, si bien no se rompió, obligó a cambiarlo. El problema es que ese cambio destrozó los planes previstos y Fernando Alonso rodó mucho menos de lo que querría.

Fue un frenazo a las ilusiones de un Alonso que había comenzado el día muy fuerte. Antes de quedarse tirado en la curva tres del circuito catalán, Alonso había dado 47 vueltas en apenas dos horas. Había probado con neumáticos medios, blandos e hiperblandos, esos que le permitieron bajar a un 1:19.856 que ya es el mejor tiempo del corredor español en estos test. Todo pintaba a un día perfecto, hasta que recibió la temida orden: «Para tu coche». Tres palabras demasiado habituales. Cuando el MCL33 volvió a boxes, los ingenieros y mecánicos encontraron lo que se temían. Una fuga de aceite había provocado el abandono, lo que hacía obligatorio cambiar el motor entero si querían rodar algo ese día. Al final, con apenas 12 minutos para el banderazo final del día, pudo completar 57 vueltas. Exceptuando Räikkönen, que rodó solo por la tarde, fue el que menos giros dio.

Alonso relativizó el problema. «El programa previsto era de más de 50 vueltas, pero entre el martes con Stoffel y el miércoles conmigo descubrimos cosas. Mejor que esto pase en los test que en la vuelta 10 de Melbourne, así que estoy en cierto modo feliz de ver que el coche sea cada vez más y más fuerte», comentó. Además, afirmó que los planes previstos más importantes los hizo en esas 40 vueltas que completó antes de romper. «No estoy demasiado preocupado por las vueltas perdidas», tranquilizó. En definitiva, Alonso se siente satisfecho por lo que llevan de test. «Probablemente necesitemos el último día para dar algunas vueltas, hacer algunas tandas largas, verificar cosas, pero en cuanto a respuestas fundamentales que necesitamos en la pretemporada, ya las tenemos todas», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos