La Rioja

El 'cholismo' de Hamilton y el arreón de Rosberg

  • El británico y el alemán se disputarán el liderato en Malasia, uno de circuitos favoritos de Mercedes

Seis carreras, 150 puntos en juego y un único título. Nico Rosberg, líder, y Lewis Hamilton, vigente campeón y candidato, no se van a guardar nada en una de las carreras más duras del año, que vuelve al final del campeonato después de formar parte de la gira extraeuropea inicial en los últimos años. Sepang recupera así un protagonismo que, por historia y competitividad, se merece, para alegría de Mercedes. Marcado para el mundo del motor por siempre por ser el lugar donde perdió la vida el motorista Marco Simoncelli, el circuito malasio cuenta con tres largas rectas que darán vida a los contendientes por el campeonato.

Ni Rosberg ni Hamilton pueden presumir de que Malasia sea un trazado que se les da excepcionalmente bien. Sólo el campeón británico ha subido a lo más alto, y lo hizo en 2014. Aquel año acabó ganando el título, pero ahora mismo se enfrenta a un escenario muy distinto a los dos últimos campeonatos que ha logrado. «Quizá cuando lideras eres más positivo, pero la caída puede ser mayor. Cuando vas por detrás tienes menos que perder, así que esa caza es más emocionante. No creo que este escenario sea más complicado, yo lo disfruto todo», afirmaba el candidato Hamilton en declaraciones a F1i.com. No obstante, no piensa en el campeonato como objetivo final, sino en el camino hasta llegar a dicho premio.

Dicho de otra manera: va a ir partido a partido. «Me gusta ir carrera a carrera porque así no hay expectativas, y yo no tengo expectativa, excepto intentar mejorar. Este fin de semana veré hasta dónde puedo luchar y si puedo conseguir un gran resultado», zanjó al respecto el Hamilton más 'cholista'. Verse segundo puede ser uno de sus grandes acicates. Enfrente a un Rosberg pleno de confianza.