MOTOR

Eizmendi domina en Aldeanueva

Eizmendi fue el ganador de la prueba de Aldeanueva. /  LANDER ZABALETA
Eizmendi fue el ganador de la prueba de Aldeanueva. / LANDER ZABALETA

Aldecoa logró el Trofeo La Rana Mary y Ernesto Ruiz se coronó como campeón regional en la última cita sobre tierra

L.R. LOGROÑO.

El Campeonato riojano de Tramos de Tierra y el Trofeo La Rana Mary se despidieron el pasado fin de semana en Aldeanueva de Ebro con una cita emocionante, divertida y que dejó dos clasificaciones finales igualadísimas. El ganador de la prueba, sobre un trazado de 10,3 kilómetros, fue Gorka Eizmendi, al volante de un Ford Fiesta R5.

El cuatro ruedas motrices del vasco apenas tuvo rivales desde la primera pasada por los caminos de la localidad riojabajeña. Donde sí hubo rivalidad (y mucha) fue en la pugna por la segunda posición. Una sola décima separó a Rubén Lapuente de Aritz Iriondo, 'pique' repetido del Campeonato Nacional, pero con las posiciones cambiadas (Iriondo acabó segundo en el Campeonato de España pero tercero en Aldeanueva).

Entre los riojanos, el más rápido fue Óscar Ruiz, seguido por Javier Blanco, que volvía después de muchos meses sin pilotar y con un coche de alquiler, y Tomás López. Pero en Aldeanueva de Ebro, además de los trofeos de la prueba, también se jugaban los puntos necesarios para ganar los títulos del Trofeo La Rana Mary y el Campeonato de La Rioja. En el primero, formado por cinco pruebas, el vencedor fue Carlos Aldecoa, a pesar de no poder pilotar en la última de las citas organizadas por Autona a causa de problemas médicos. Segundo en el podio se asentó Gorka Eizmendi, con su victoria (96 puntos) y tercero, Rubén Lapuente (93). A un solo punto del podio se quedó Alberto Alonso (92).

Mientras, en el Campeonato de La Rioja, la regularidad de Ernesto Ruiz le llevó a lo más alto tras acumular 99 puntos. A sus 62 años, el arnedano logró su primer título, algo que le emocionó profundamente. Segundo fue su hijo, Óscar, que no se lo puso fácil (95 puntos) mientras que tercero acabó Diego Ezquerro.

Pero, además de la competición, uno de los momentos más emotivos de la jornada fue el recuerdo a Jokin Astarloa, un joven de Erandio de 19 años, que tenía previsto participar como copiloto en la prueba riojana pero que falleció en accidente la pasada semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos