MOTOR

Barreda se pone en modo victoria

Joan Barreda se impuso en la jornada de ayer del Dakar y se aupó al liderato en motos. :: efe/
Joan Barreda se impuso en la jornada de ayer del Dakar y se aupó al liderato en motos. :: efe

El valenciano logra el primer triunfo español en esta edición del Dakar y se coloca líder en motos

D. SÁNCHEZ DE CASTRO MADRID.

Joan Barreda sabe lo que tiene que hacer para ganar este Dakar: no especular. El líder de Honda logró una trabajada victoria en la segunda jornada de competición, en la que muchos participantes tuvieron que lidiar no sólo con las dificultades propias de una jornada fuera de pista entre dunas, sino también con problemas estomacales por lo que apunta a ser un virus que ha afectado a buena parte de la caravana.

Si la victoria de Barreda fue la cara de la delegación española, la cruz llegó en los coches. Tanto Nani Roma como Carlos Sainz tuvieron un mal día, en parte afectados por ese virus y en parte por las vicisitudes propias de la etapa. Abrir pista perjudicó notablemente a los competidores en coches, acostumbrados a tener las trazadas de las motos delante. No obstante, y pese al mal resultado de Sainz, Peugeot puede estar satisfecha: consumó un triplete en meta que apunta a ser la tónica general de este Dakar.

Si Barreda se ha ganado el papel de favorito en las últimas ediciones del Dakar es por actuaciones como la de ayer en las dunas de Pisco. Cuajó una jornada perfecta, después de remontar un inicio difícil con Adrien Van Beveren como principal rival. El francés y el español se turnaron al frente de la tabla de tiempos, con el chileno Pablo Quintanilla y Sam Sunderland siguiéndoles muy de cerca. El valenciano apretó justo al final, cuando no sólo se hizo con su vigésima victoria de etapa, sino además con el liderato. Lograrlo con una mano lesionada añade más épica.

En coches, mientras, Despres se impuso en una jornada emocionante. Detrás de él entraron sus compatriotas compañeros en Peugeot, Peterhansel y Loeb. Más problemas tuvo Carlos Sainz. El madrileño, que arrancó la jornada al frente, pronto perdió su ventaja y acabó entrando a más de 13 minutos del vencedor. Algo parecido le ocurrió al primer vencedor de este Dakar, Nasser Al Attiyah, que vio cómo se le escapaba el liderato y perdía casi 15 minutos.

Tampoco fue el día de Nani Roma. El de Folgueroles había sido el mejor español el sábado, pero ayer empezó ya con problemas en las dunas nada más arrancar y, después, en la zona empedrada, se chocó de manera violenta, hasta el punto de que el capó de su Mini saltó por los aires. Perdieron más de 20 minutos reparándolo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos