La Rioja

AUTOMOVILISMO

Alonso reconoce estar tentado por participar en la IndyCar en el 2018

madrid. Fernando Alonso hace tiempo que ya se hartó de esperar a McLaren y sus resultados. El piloto asturiano salió desesperado de su enésimo abandono por culpa de un motor que ya no es que no sea rápido (la carencia de 26 km/h en la recta con respecto a Vettel lo dice todo), sino que ni siquiera aguanta. De hecho, Alonso ya empieza a ver con otros ojos lo de mandarles a cocinar verdura (a freír espárragos) y quedarse en EEUU, donde ya se ha convertido en un auténtico héroe. Allí le preguntaron si se ve compitiendo en IndyCar, y en lugar de responder lo que dijo hace dos semanas cuando abandonó en Indianápolis, sorprendió con un «¿por qué no? No puedo responder ahora».

El escalofrío que debieron sentir los responsables de McLaren al oír esas palabras tuvo que retumbar hasta el suelo. Alonso ya no tiene la Fórmula 1 como su único objetivo a corto plazo y ya está dispuesto a amenazar con una salida del 'gran circo' si las ofertas deportivas no le satisfacen. Lo que tiene ahora mismo encima de la mesa se reduce a tres opciones: seguir en McLaren, irse a otra escudería (Mercedes o nada) o dejar la Fórmula 1. Ya dijo que si no ganan antes de septiembre se pensará otras alternativas, y a día de hoy nada hace pensar que, ni con una hecatombe de por medio, vaya a producirse una victoria de la escudería de Woking.

Una solución intermedia para convencer a Alonso es que McLaren consiga deshacerse de Honda. Esta semana se va a celebrar en la sede del equipo una reunión del más alto nivel en el que se van a tomar las decisiones que sean necesarias, sean las que sean. «Hablaremos de las diferentes opciones y de las cosas que se pueden hacer para enmendar la situación».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate