ATLETISMO

Triunfo soñado contra la barbarie en el maratón de Nueva York

AMADOR GÓMEZ

madrid. «Absolutamente demoledor», escribía conmocionada Shalane Flanagan el 31 de octubre en las redes sociales, junto a un emoticono de un corazón roto, después de que Nueva York sufriese el primer atentado mortal desde el 11-S de 2001, con el resultado de ocho fallecidos y doce heridos. Cinco días después, la atleta nacida hace 36 años en Colorado y residente en Oregón se convertía ayer en la primera estadounidense desde 1977 en ganar el maratón de Nueva York. Flanagan destronó así a la keniana Keitany, vencedora de las tres últimas ediciones.

El maratón de Nueva York sí fue cancelado en 2012 por el huracán 'Sandy', pero en esta ocasión, para demostrar la voluntad de resistir ante el terrorismo, no se suspendió la carrera, el deporte volvió a ganarle a la barbarie y la emotiva victoria de Flanagan representó también el triunfo colectivo del pueblo estadounidense castigado por el dolor y la sinrazón. «Soñaba con ganar una carrera como ésta desde que era una niña. Los últimos días han sido difíciles para los neoyorquinos, para nuestro país, y me repetí durante toda la carrera que no habría mayor regalo que sacarle una sonrisa», explicó Flanagan tras el gran éxito de su vida deportiva.

Fotos

Vídeos