25 ANIVERSARIO / OLÍMPICOS RIOJANOS EN BARCELONA '92

Olímpicos de pura cepa

Carlota Castrejana, Juan Pablo García, Daniel García, Jesús Ruiz Bastida y José Ángel Balanza 'Gorostiza', recordando anécdotas de Barcelona 92. / miguel herreros

Siete deportistas riojanos representaron a España hace 25 años, en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

17 de octubre de 1986. 13.28 horas. Lausana (Suiza). Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) anuncia el nombre de la ciudad que acogerá los Juegos Olímpicos de 1992. «À la ville de...». Pausa dramática. Respiraciones contenidas. España pendiente de la televisión y la radio. «... ¡Barcelona!». Y el país estalló. El sueño olímpico español cogió forma. Pasó a llamarse Barcelona 92.

Más

Ese mismo día comenzó a dibujarse el sueño de miles de atletas a lo largo de los cinco continentes sin que ellos ni siquiera lo supieran. Entre ellos, siete deportistas riojanos a los que el destino les tenía reservado un regalo impagable: representar a España en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Daniel García, Juan Pablo García, Ricardo Garrido, Jesús Ruiz Bastida y José Ángel Balanza 'Gorostiza' (pelota), Carlota Castrejana y Santiago Aldama (baloncesto), fueron los señalados por la varita de la fortuna. «Es que es un recuerdo imborrable por muchas cosas. Por el hecho de ser en Barcelona, por tratarse de un deporte minoritario que convive con los mejores atletas del mundo... Es un hecho que está al alcance de muy pocos. Y además en casa... Es algo que de joven ni te imaginas y cuando llega te parece inolvidable», explica Ricardo Garrido, medalla de oro en la modalidad de pala corta junto a Daniel.

Cada segundo en Barcelona 92 era especial. A los protagonistas se les iluminan todavía los ojos cuando recuerdan distintas vivencias. Una de las más recurridas: la ceremonia de inauguración. ¿Quién no recuerda dónde estaba en aquel momento? «Salir al estadio olímpico en el desfile de inauguración, con tanta gente, es increíble, te vienen a la mente muchísimas emociones. Y cuando no estás acostumbrado a este tipo de cosas, a nosotros que veníamos de La Rioja... Aquello nos pareció lo más grande», recuerda Jesús Ruiz Bastida (medalla de plata en mano en trinquete).

El paso de los años confirmó lo que ya se intuía al finalizar los Juegos Olímpicos: los de Barcelona marcaron un antes y un después en este tipo de eventos. La transformación de la ciudad, la calidad de las instalaciones, el movimiento de voluntarios, la cobertura informativa... Barcelona 92 fueron los primeros juegos de la era contemporánea. «Yo tuve la suerte de representar a España, aquí en casa, y en las olimpiadas que marcaron un antes y un después en los Juegos de la era moderna», reconoce Santiago Aldama, autoleño integrante de la selección española de baloncesto.

Hay algo mágico en el ambiente durante la celebración de unos Juegos Olímpicos. Se respira una mezcla de culturas, idiomas, formas de vida... Y sobre todo, de sueños. Cada atleta se visualiza ganando el oro en su modalidad, cada espectador fantasea con el éxito de su deportista favorito. «Un atleta, cuando piensa en un mundial, piensa en retos. Pero cuando piensa en los Juegos Olímpicos, piensa en sueños. Y eso que los rivales son los mismos», relata Carlota Castrejana. La riojana abrió en Barcelona una carrera olímpica que se prolongó en el tiempo tras cambiar la canasta por el tartán de las pistas de atletismo. Después de la Ciudad Condal, repitió en Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008.

El hecho de que la pelota fuera incluida en Barcelona como deporte de exhibición permitió que la delegación riojana medrase hasta llegar a siete deportistas. Dos de ellos, hermanos. Daniel y Juan Pablo García. Los dos palistas. «Tomas conciencia de muchas cosas. Del paso del tiempo lo primero. Y después, de lo que vivimos, de la trascendencia que tuvo y de lo felices que fuimos en aquel momento», reflexiona Juan Pablo.

«De lo que más me acuerdo es de la entrada en el estadio olímpico a los acordes del pasodoble 'España', fue un momento único. Se me pone la piel de gallina cada vez que lo recuerdo porque es un momento inolvidable», recuerda Daniel.

José Ángel Balanza 'Gorostiza', oro en mano parejas, pone el acento en la delegación riojana: «Somos una comunidad que practicamos mucho deporte pero no tenemos la misma cantidad que otras. Así que podemos estar contentos. Por estar siete deportistas y por el porcentaje de éxito que tuvimos».

Fotos

Vídeos