El oficio de Kevin, el descaro de Óscar y la redención de Ana

El andaluz pasa a las semifinales del 800, el 'expreso de Astudillo' se clasifica para la final de 400 y la gallega hace lo propio en triple salto

A. POZAS

La actuación de los españoles en la segunda jornada del Mundial de Atletismo de Londres fue mejorando progresivamente hasta terminar con un notable alto. Kevin López entonó un 'aquí estoy yo' deportivo pasando con solvencia a las semifinales del 800 y dispuesto a hacer lo que no pudo en Daegu, en Moscú y tampoco en Pekín: estar en la final de un mundial. Bien colocado y con una marcha más preparada para la última recta, terminando en tercera posición de su serie con 1:45.77 minutos. Estará con él en semifinales el salmantino Álvaro de Arriba, que tuvo que sufrir para esperar a los tiempos pero que tendrá la oportunidad de dar mejores sensaciones en semifinales.

Mucho oficio de Kevin López, y mucho descaro del 'expreso de Astudillo'. Mientras el líder español del año Samuel García y el toledano Lucas Bua quedaban eliminados, Óscar Husillos corría su serie clasificatoria de 400 sin complejos y se metía en la final como si su objetivo no fuese otro que plantar cara a Van Niekerk. Sólida carrera del recordman nacional de pista cubierta terminando cuarto de su serie con una nueva marca personal de 45.22 segundos. Con el pase a la final en la categoría de lo casi imposible a nivel individual, las expectativas del relevo 4x400 compuesto por estos tres hombres y el canario Darwin Andrés Echeverry están en lo más alto del imaginario del deporte.

Del descaro de Óscar Husillos a la redención de Ana Peleteiro. En su año de resurrección bajo las órdenes de Iván Pedroso en Guadalajara se ha plantado en la final del mundial al aire libre con 14.07 metros y certificando que, todavía lejos de su techo, ya tiene bastante en las piernas como para pelear con las mejores del planeta. Lejos de arrugarse, la gallega se crece de cara a la final: «La final es otra guerra, esto era lo más difícil, allí hay seis saltos», decía en zona mixta. Tras ser finalista en Belgrado, Ana Peleteiro tendrá además la oportunidad de contemplar desde un sitio privilegiado la batalla entre dos mujeres por la corona mundial: campeona y subcampeona olímpica, Caterine Ibargüen y Yulimar Rojas, sin olvidar a la kazaja Rypakova.

Fotos

Vídeos