GALA DEL DEPORTE RIOJANO

La magia del deporte riojano

Foto de familia de todos los premiados durante la Gala del Deporte Riojano. :: juan marín/
Foto de familia de todos los premiados durante la Gala del Deporte Riojano. :: juan marín

Sheyla Gutiérrez y Eduardo Martínez fueron nombrados los mejores deportistas de la región en el 2017

I. G. LOGROÑO.

La vida del deportista está repleta de alegrías y desengaños. De triunfos inolvidables y de derrotas muy dolorosas. De duros días de entrenamientos. De esfuerzo para lograr los objetivos marcados y de jornadas como la de ayer destinadas a poner en valor ese trabajo. Ése es el objetivo de la Gala del Deporte Riojano.

La magia fue el hilo conductor de la velada, dirigida por Nuria Jiménez y Carlos Santamaría. Esa magia que permitió al riojano Edama realizar trucos increíbles y que utilizaba Toni Nadal, ganador de la Mención de Honor al Deporte, para hacerle creer a su sobrino, el mismísimo Rafa, que su tío era una especie de superhombre capaz de jugar en el Milán, ganar más Tours de Francia que Indurain o provocar la lluvia cuando un rival le iba ganando en la pista.

Nadal se convirtió, por sus méritos y por su gran sentido del humor, en uno de los protagonistas de una noche en la que desfilaron por el Palacio de los Deportes los mejores del 2017; aquellos que, por un motivo o por otro, destacaron en sus disciplinas. Los más brillantes. La lista de galardonados fue extensa y en ella destacaron los que, según el criterio del jurado integrado por miembros de la Asociación Riojana de la Prensa Deportiva, de la Dirección General del Deportes y del IRJ, merecieron ser nombrados los mejores del año: la ciclista Sheyla Gutiérrez y el jugador de baloncesto Eduardo Martínez Balmaseda.

En total, se entregaron más de medio centenar de reconocimientos

Para ambos, el 2017 quedará grabado en sus mentes para siempre. Gutiérrez, que el año pasado en esta misma gala se alzó con el galardón a la mejor deportista promesa, confirmó su progresión en una temporada repleta de éxitos como el triunfo en el Campeonato de España, en la prueba Le Samyn des Dames o en la séptima etapa del Giro de Italia.

La joven ciclista se mostró «muy contenta» por compartir sus éxitos del año pasado con el público riojano y reconoció estar deseando engordar su nómina de triunfos durante las próximas temporadas. «Pensaba que el año pasado había sido mágico, pero siempre quiero ganar, sobre todo en carrera», expuso. Y si lo consigue, seguro que lucirá los colores de la bandera riojana. «La llevo siempre a todos los lados», aseguró.

También Eduardo Martínez se siente orgulloso de su región, pese a haberse ido de ella con trece años. El año pasado, el baloncestista se proclamó campeón de la LEB Oro con el San Pablo Burgos, ascendiendo a ACB, donde compite en la actualidad. El riojano admitió estar cumpliendo su sueño. «Me quedan todavía por delante unos años bonitos», remató.

Promesas y deportividad

Con la aspiración de convertirse en los próximos años en los mejores deportistas riojanos recogieron sus premios las promesas más destacadas. Patricia Urquía se hizo acreedora de ese reconocimiento merced a sus triunfos en los 200 metros lisos de los Campeonatos de España Júnior en pista cubierta y al aire libre y a su concurso con la selección española en el Campeonato de Europa U-20. Otro atleta, Manuel de Nicolás, triunfó en el categoría masculina gracias a su victoria en el Nacional Júnior de pista cubierta, también en los 200 metros lisos, y a su puesto de finalista en los Campeonatos de Europa de la categoría en esa misma distancia.

Y no sólo los deportistas triunfaron en la gala, también los clubes. Así el San Antonio de baloncesto se llevó el premio a la 'Mejor Entidad Deportiva' de la región por sus más de treinta años educando a través del deporte. Por su parte, el Club Deportivo Berceo y el Rugby Club Rioja se alzaron con el premio a la deportividad por sus lecciones de compañerismo y de buen hacer en el deporte. Este premio llegó con sorpresa en forma de vídeo del capitán de la selección española de rugby, Jaime Nava.

También se llevaron su reconocimiento, una ilustración elaborada por la pradejonera Raquel Marín, la atleta Maru Hernaiz (mejor deportista veterana) y José Pablo García (mención al mérito deportivo por su labor en el baloncesto). Enrique Tosantos, campeón de Europa con la selección española de baloncesto de sordos Sub-20, fue nombrado el mejor deportista discapacitado riojano y a Seila Espinosa, Álvaro Rubio, Sandra Peña y Óscar Martínez de Quel se les brindó un homenaje tras su retirada. El karateca calificó como «un regalo» estar en esta gala.

La velada se completó con 19 menciones, 18 premios a deportistas en edad escolar (quienes recibieron un galardón elaborado por ARFES), un emotivo recuerdo a los fallecidos el año pasado y un reconocimiento a Pablo Palacios como presidente saliente de la Federación de Kárate.

En el capítulo de intervenciones, Pedro Olalde, presidente de la Asociación Riojana de la Prensa Deportiva, aseguró que estos galardones buscan «felicitar, animar, agradecer y destacar» todo lo que el mundo deportivo riojano vivió en el 2017. Por su parte, Conrado Escobar, consejero de Políticas Sociales, Igualdad y Justicia, quiso reconocer «la calidad deportiva» de los deportistas riojanos y José Ignacio Ceniceros afirmó que todos los premiados son «motivo de orgullo» para los riojanos por «encarnar nuestros mejores valores». Esos que se pusieron ayer de relieve en una mágica velada.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos