NATACIÓN

Ledecky, Hosszu y Sjöstrom acaparan el protagonismo en el Mundial

ELODIE SOINARD

budapest. Con el mítico Michael Phelps (23 oros olímpicos) retirado, el Mundial de Natación de Budapest abre hoy sus carreras en la piscina, donde es previsible que el protagonismo recaiga en estrellas femeninas Katie Ledecky, Katinka Hosszu y Sarah Sjöstrom. España volverá a confiar en Mireia Belmonte, campeona olímpica de 200 metros mariposa en los Juegos de Río, donde también fue bronce en los 400 estilos. Belmonte tiene tres medallas en Mundiales, pero ninguna de ellas de oro.

Katie Ledecky, en principio la mayor figura presente en este evento, ha sido ya cinco veces campeona olímpica a sus apenas 20 años. También tiene en su palmarés nueve títulos mundiales, que intentará incrementar en la piscina húngara: está inscrita para seis pruebas, cuatro individuales (200 m, 400 m, 800 m y 1.500 m) y dos relevos (4x100 m y 4x200 m). Teniendo en cuenta también las series y las semifinales, la estadounidense podría nadar 6.300 metros en siete días en Budapest.

Si consigue colgarse seis oros en este Mundial, Ledecky igualaría el récord de títulos logrado por una nadadora en una misma edición del evento, que ostenta desde 2013 su compatriota Missy Franklin, operada de los dos hombros a principios de 2017 y que no competirá en Budapest.

Polivalencia

La polivalente y omnipresente Katinka Hosszu también acaparará la atención en el Danube Arena. La húngara, de 28 años, triple campeona olímpica y vigente doble campeona mundial, también estará muy presente en la competición: seis carreras individuales -200 m estilos, 400 m estilos, 100 m espalda, 200 m espalda, 200 m y 200 m mariposa- para una maratón de la 'Dama de Hierro', un apodo que le concedió la prensa china hace unos años y del que ella ha hecho una marca, hasta el punto de comercializar productos a partir de él. «La piscina es tan bonita que hasta nos añade presión a nosotros, los húngaros. Ahora nos toca a nosotros, todos tenemos que nadar rápido», afirma.

Las pruebas de velocidad, en estilo libre y en mariposa, tendrán como una de las favoritas a la sueca Sarah Sjöstrom, que intentará también lograr el récord del mundo de los 100 metros. A sus 23 años, vigente campeona olímpica y plusmarquista mundial de los 100 metros mariposa (55.48) optó por pasar de los 200 metros, donde consiguió la plata olímpica, para concentrarse en las pruebas de velocidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos