MONTAÑISMO

Grandes historias de alta montaña

Álex Txikon, con los organizadores. :: /PROTECCIÓN CIVIL ARNEDO
Álex Txikon, con los organizadores. :: / PROTECCIÓN CIVIL ARNEDO

Álex Txikon habló ayer en Arnedo de su intento de ascender el Everest en invierno

L.R. Logroño

La montaña engendra grandes historias. La dura orografía, las condiciones climáticas, la soledad, el reto personal, la autosuficiencia, el sufrimiento y la satisfacción o el fracaso. Todos son ingredientes que llenan de épica a uno de los deportes primigenios y puros. Al menos, para los guardianes de sus esencias, como Álex Txikon, que ayer fue el protagonista de la segunda charla de las Jornadas de Montaña de Arnedo, organizada por Agrupación Municipal de Voluntarios de Protección Civil.

El montañero vasco encandiló a los asistentes, como ya lo hiciera Marta Alejandre el martes, con su reto pirenaico, pero esta vez con una historia mucho más lejana: su intento de ascender en invierno la montaña más alta del mundo. El vizcaíno mostró imágenes de su odisea y recordó ante un abarrotado auditorio los padecimientos sufridos en su intento de hacer cumbre en invierno y sin oxígeno artificial, con temperaturas de 40 grados bajo cero. No lo consiguió, pero los montañeros duros no se echan atrás y aseguró al numeroso público que lo volverá a intentar.

Hoy, el 'hombre de hielo'

Hoy, Arnedo recibe a otro gran nombre de la montaña. El polaco Krzysztof Wielicki, quinta persona en subir los 14 ochomiles y uno de los himalayistas más duros de la historia, explicará en la Sala de Cultura (20.30 horas) de su intento, a los 67 años, de coronar el K2 en invierno, el último de los ochomiles que aún no ha sido hoyado en esa estación.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos