25 AÑOS DE BARCELONA 92

Arantxa rompió el hielo

La catalana logró la primera medalla del tenis femenino en la historia de los JJ.OO. La pequeña de la saga Sánchez Vicario se aseguró el bronce en individuales tras vencer a Conchita Martínez en un mal partido

IÑIGO ZABALA/ M.G. LOGROÑO.

El año olímpico no fue un buen año para el tenis español. Tan solo los triunfos en dobles mixto de Arantxa Sánchez Vicario en Roland Garros y en dobles femenino en el Abierto de Australia aliviaron los pobres resultados del tenis masculino en el que ni Emilio Sánchez Vicario, ni Carlos Costa, ni Juan Aguilera obtuvieron título alguno.

Pero Barcelona'92 y la tierra batida del Vall d'Hebron cambiaron la cara a todos ellos logrando resultados excepcionales, tanto en categoría masculina como en femenina. En esta última, el 3 de junio de 1992, Arantxa Sánchez Vicario se impuso a Conchita Martínez, asegurándose el primer metal de la delegación española de tenis. Era el bronce, pero quería más.

La segunda cabeza de serie venció por un doble 6-4 a la quinta favorita del torneo en poco más de dos horas. Pese a las grandes expectativas que generó el encuentro, éste defraudó a los asistentes, que llenaron los más de 8.000 espectadores que llenaron la pista central del Centro Municipal de Tenis Vall d'Hebron. Fue aburrido y tedioso, un continuo despropósito de ambas jugadoras, que rivalizaron más que por puntos ganadores, por fallos estrepitosos. Dobles faltas, derechas a la red, reveses al pasillo... Un castigo para los sufridos espectadores. El duelo de dos españolas que estaban luchando por un metal los dividió. Los gritos de ánimo que tanto se habían escuchado durante todo el torneo, se convirtieron en tímidos balbuceos. Nadie quería decantarse por una tenista. La amistad que ambas tenían también ayudó para no romper el clima de empatía que se atisbaba en la grada.

Dos bronces y dos platas fueron los éxitos de Arantxa en los cinco Juegos a los que acudió

En la segunda manga se rompieron las cortesías cuando Arantxa marcó fuera una bola de Conchita que besó la línea. El árbitro dictó sentencia a favor de Conchita y el público atronó con severos pitidos la actitud de la catalana. Esto no le cambió el esquema a Vicario que continuó con su ventaja y dio más velocidad a sus golpes. Desde el fondo de la pista, con su saque e incluso desde la red, la catalana rompió definitivamente el partido y el combate nacional por asegurarse un metal. Dos besos, abrazos, vítores y aplausos para la todavía hoy mejor tenista española de la historia. Consiguió la primera medalla para el tenis español en los Juegos. Fue bronce. No pudo luchar por el oro porque la estadounidense, Jennifer Capriati, le superó en semifinales.

Vicario se volvería a subir al podium compartiendo el segundo lugar del podio con Conchita Martínez. Cuatro años después, en Atlanta 1996, perdió la final ante Lindsay Davenport y alcanzó las semifinales en la categoría de dobles, otra vez junto con su amiga Conchita Martínez. Fueron sus mejores Olimpiadas. Participó en dos más, Sidney 2000 y Atenas 2004. En estas últimas, lo hizo de forma inesperada puesto que se había retirado dos años antes. Fueron los últimos raquetazos de una leyenda que logró la primera medalla olímpica del tenis femenino.

Más

Fotos

Vídeos