La Rioja

ADIÓS AL 2016 A TODA PRISA

Los corredores de la prueba 
de 8 kilómetros abandonan 
Portales dirección a la calle Sagasta.
:: miguel herreros
Los corredores de la prueba de 8 kilómetros abandonan Portales dirección a la calle Sagasta. :: miguel herreros
  • La San Silvestre logroñesa logra un nuevo récord de participación en una noche marcada por el frío

  • David Martínez y Susana Arrúa vencieron en la prueba de 8 kilómetros; la carrera popular fue una pasarela de disfraces

logroño. Edición a edición la San Silvestre de la capital riojana se va confirmando como la manera elegida por miles de logroñeses para despedir el año. Primero un poco de ejercicio y luego ya habrá tiempo para cenar y brindar por el año que acaba y, sobre todo, por el que comienza.

El pasado sábado 7.014 participantes (nuevo récord) se citaron en el paseo de El Espolón. Fiesta, alegría y buen humor entre los corredores que se apuntaron a la edición XXXII de la San Silvestre de Logroño, XXVI memorial Tomás Mingot. La prueba sirvió también para cerrar el III Circuito de Carreras de Logroño.

Abrieron fuego los más pequeños de la casa. Su tarea fue completar una vuelta a la céntrica plaza bajo la atenta mirada de Baldomero Espartero, montado sobre su caballo, testigo silencioso del esfuerzo de los pequeños y de la cara de felicidad de padres, abuelos y demás familia.

La mejor manera de fidelizar a los corredores del futuro es que vayan acostumbrándose a asociar día 31 de diciembre con camiseta, pantalón de deporte y dorsal.

A continuación fue el turno para la carrera popular, la más numerosa en cuanto a participantes y la que presentó más colorido. El frío que reinó durante el último día del 2016 no arredró a los logroñeses que participaron con ganas en una carrera que constaba de tres kilómetros. Sinfonía de camisetas de colores, disfraces, pelucas y aparatos para hacer ruido.

Al tratarse de una prueba no competitiva el principal objetivo de los participantes fue pasárselo bien. Durante todo el recorrido reinó un gran ambiente entre los corredores y también entre el numeroso público que se acercó hasta el recorrido de la San Silvestre para animar a los atletas, de manera especial en la zona de la salida, en Gran Vía y en la calle Portales.

Un adiós de ocho kilómetros

El colofón a la fría tarde deportiva del pasado sábado llegó con la prueba de ocho kilómetros (realmente 8.850 metros) que certificó el auge del running.

Cerca de dos mil atrevidos afrontaron el reto que terminó ganando David Martínez (club Añares Rioja) que necesitó 26 minutos y 23 segundos para completar la distancia. En segunda posición quedó Nacho Hernando (Ferrer Sport Team) que empleó 27 minutos y 9 segundos. Completó el podio de la competición masculina Alberto Moral (club La Rioja Atletismo) que paró el cronómetro en 28 minutos y 26 segundos.

La prueba femenina sirvió para confirmar el gran momento de forma de Susana Arrúa (club Añares Rioja) que venció con 32 minutos y 34 segundos. La argentina afincada en Logroño aún estaba saboreando el récord de La Rioja de los 3.000 metros en pista cubierta que había logrado la semana anterior.

Esther Rodríguez, compañera de equipo de Arrúa, fue segunda en la línea de meta con 33 minutos y 17 segundos.

La tercera plaza fue para Gloria Alonso (club La Rioja Atletismo) que empleó 35 minutos y 10 segundos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate