La Rioja

«Nuestra pérdida total de audición no es ninguna barrera»

«Nuestra pérdida total de audición no es ninguna barrera»
  • Diego Segarra, montañero sordo, ha culminado la subida a los 17 techos de las comunidades autónomas

Vinculado al Club de Montaña K2, de Nájera, desde hace muchos años, el najerino Diego Segarra acaba de terminar un reto impresionante: subir a las cumbres de las 17 comunidades autónomas. El Teide ha sido la última de ella. Y aunque es sordo, eso no ha supuesto una barrera para lograrlo, acompañado por otras dos personas en sus mismas circunstancias.

–¿Cómo y cuándo se le ocurrió la idea de subir a los techos de las 17 comunidades autónomas?

–Hace dos años entre mi amigo Cesáreo, de Ferrol (La Coruña) y yo nos propusimos este proyecto. Primero, como una meta a conseguir y segundo, para dar a conocer a los demás que nuestra pérdida total de audición no supone ninguna barrera para conseguir llevar a cabo nuestro proyecto. Además nos pareció una muy buena idea cuando María del Carmen, de León, también sorda, nos quiso acompañar en nuestra aventura como miembro femenino y apoyo de la mujer en su igualdad.

–¿Cuál ha sido la subida más difícil y la más fácil?

–La más técnica, Torrecerredo desde Caín, pero con buena preparación física, buena equipación y precaución al subir y bajar de la cima, en un terreno de roca algo suelta, no hay ninguna complicación. La más dura, físicamente, el Teide: salimos de cota 0 desde la playa y su altura es de 3718 metros, el desnivel es considerable con un acumulado de 4.000 metros en 26 kilómetros. Las más fáciles, en Región de Murcia y Comunidad Valenciana.

–¿Ha pasado por alguna situación peligrosa?

–Peligrosa ninguna, pero si mucha precaución en algunos pasos complicados de algunas cimas.

–¿Las dificultades de audición y habla que tiene han sido un problema?

–No, ninguno, pero quiero reivindicar que el servicio 112 sólo lo pueden utilizar los oyentes. Pensamos que este servicio se debería utilizar a través de SMS de móvil para los sordos.

–¿Cómo prepara esas marchas? ¿Las hace en solitario o acompañado?

–Documentación cartográfica de la zona, horarios, desniveles, orografía, predicción del tiempo, lo normal que siempre se hace en cualquier salida de montaña. Las marchas las hacemos tres personas, compañeros de montaña. Somos dos chicos y una chica: María Carmen, de León; Cesáreo, de Ferrol y yo, Diego, de Nájera. Nos conocimos hace años por actividades conjuntas de montaña y formamos un buen equipo.

–El senderismo tiene muchos seguidores, ¿también el montañismo?

–Sí, estos últimos años se ve mucha gente practicando estos deportes, pero sobre todo en montaña hay que ir bien equipado y en buena forma física para cualquier adversidad del tiempo.

–¿Qué relación mantiene con el Club K2 de Nájera?

–Soy socio desde el año 2005 y colaboro en sus actividades.

–¿Cuándo comenzó con esta afición al montañismo?

–Desde muy pequeño iba a los Pirineos con mis padres y luego ya con 10 años con amigos por la zona de la Demanda.

–¿Se sintió apoyado por la familia y amigos?

–Sí, siempre, para esta y cualquier actividad que hago.

–Además del deporte, ¿qué objetivo pensaba lograr con estas ascensiones?

–Con este proyecto, queríamos también romper las barreras de comunicación que existen entre personas oyentes y personas sordas, así como demostrar que la montaña y los medios naturales no tienen que ser un impedimento para nuestro colectivo. Animamos a todas estas personas sordas que se puede lograr cualquier objetivo y concienciar a la sociedad que formamos parte de ella y no queremos marginarnos al ver que no nos comunicamos como ellos, porque sí podemos entender todo perfectamente.