La Rioja

Salida de la pasada edición de la Behobia-San Sebastián. :: d.v.
Salida de la pasada edición de la Behobia-San Sebastián. :: d.v.

Los riojanos acuden a la 'clásica'

  • La Behobia-San Sebastián reunirá a decenas de fondistas de toda La Rioja

La Behobia-San Sebastián es, en el fondo español, lo que la maratón de Nueva York en el circuito internacional. No es la mejor prueba para hacer grandes marcas, tampoco está la que mejor posicionada en el calendario, la distancia no está homologada y no es fácil poder participar, pero cualquier fondista español que se precie -especialmente en el ámbito del atletismo popular- está en cantado de poder correr esta carrera.

Cada año, cientos de riojanos se desplazan a Behobia el segundo domingo de noviembre para tomar parte de una prueba, que después de recorrer cerca de 20 kilómetros, concluye en el corazón de San Sebastián. En esta edición, La Rioja -a priori- no presentará atletas que puedan estar luchando en los puestos de cabeza como el año pasado hiciera Camilo Santiago. En esta ocasión, el fondista de Molina de Segura se encuentra preparando el maratón de Valencia. Tampoco estará Miguel Ferrer que acaba de llegar de Nueva York tras ser el mejor español en la maratón.

Habrá, no obstante, decenas de riojanos que llegarán en coches particulares o incluso en los distintos autobuses puestos por los clubes de la comunidad. Los Beer&Runners fletarán dos autobuses; fondistas del Beronia y Corre que te pillo también viajan -como es tradicional- en otro; uno más sale desde Viana con fondistas de la localidad y también con algunos logroñeses.

Este año, el calor no parece que vaya a estar presente en la carrera como el año pasado (algunos atletas después de terminar la carrera acudieron a la playa de La Concha a bañarse).

Entre los inscritos riojanos figuran algunos atletas que acaban de aterrizar en España después de correr en Nueva York su maratón como es el caso de Diego García (segundo español en la meta neoyorquina después de Miguel Ferrer) o Luis San Juan, e incluso quien acaba de volver de aún más lejos -la localidad australiana de Perth- como es el caso de Carlos Gil-Díez que correrán en tierras guipuzcoanas después de participar, la semana pasada, en el Mundial de veteranos de media maratón.