La Rioja

Partidas en la Copa de La Rioja, hace dos meses. :: díaz uriel
Partidas en la Copa de La Rioja, hace dos meses. :: díaz uriel

AJEDREZ

Lucha por el sillón presidencial

  • El Alfaro apela al Tribunal del Deporte para tener mayoría en la asamblea de la Federación de Ajedrez y elegir presidente

La asamblea general de la Federación Riojana de Ajedrez no podrá elegir a su presidente esta tarde. La Junta Electoral ha decidido paralizar el proceso tras la petición del Ajedrez Alfaro y la propia Federación, a través de su Junta Gestora. Ambas partes solicitan que se aclaren todos los hechos antes de seguir adelante. El Alfaro ya recurrió los resultados electorales dentro del estamento de jugadores (seis de los quince miembros de la asamblea) y ganó; ahora acude al Tribunal del Deporte para reclamar que la única lista que cumple la legislación para presentarse es la suya.

La disputa tiene un objetivo: el sillón presidencial que ha ocupado Óscar García y al que vuelve aspirar. El mismo reto tiene Francisco Martínez, del Alfaro. Controlar la asamblea significa elegir presidente. Los quince miembros del máximo órgano se reparten entre clubes (7), jugadores (6), árbitros (1) y monitores (1). Se conocen a nueve asambleístas y queda por saber quiénes representarán a los jugadores.

El Ajedrez Alfaro denunció que sólo una lista, la suya, cumplía el reglamento electoral. Óscar García, presidente de la gestora, asegura que existía otra lista encabezada por Jorge González (y a la que él apoya desde el estamento arbitral), pero cuya tramitación se organizó de forma individual, primero, y como lista cerrada, segundo, que es lo que exige la ley. García quiere seguir al frente de la Federación otro ejercicio más.

El Alfaro protestó el recuento de votos dos días después de las elecciones. Fue el 24 de octubre. En el proceso apareció hasta una lista, la tercera, inexistente, y en la que se mezclaron votos y aspirantes, aunque no se anularon. Concretamente, tres votos. El Alfaro pide su nulidad. Después de un segundo recuento, los alfareños lograron dos asambleístas por el estamento de jugadores; en el primero habían quedado fuera y los seis correspondían a la lista de Jorge González.

Ahora, el Ajedrez Alfaro solicita los seis representantes del estamento de jugadores. ¿Por qué? Porque reitera que sólo hay una lista cerrada presentada en forma. Esa media docena de votos le da el mando en la asamblea, pues a los seis suma tres clubes: el suyo, Galilea y URA. Es decir, podría elegir al presidente, Francisco Martínez, pero a día de hoy éste no es asambleísta, ya que iba en el cuarto puesto de la candidatura. Si gana el recurso, sí lo será.

Las dos candidaturas piensan de forma diferente en cómo dirigir la Federación. Alfaro tiene una buena actividad competitiva. Asegura Miguel Ángel Bayo, uno de sus representantes, que cuenta con el 50% de las 160 licencias riojanas, cifra que Óscar García niega. Sí coinciden en el montante de subvenciones: 2.500 euros anuales. Para los alfareños, escasos; García anuncia que el la FRA no aportará dinero para torneos de club. Es una de las muchas diferencias. De momento, manda el último.