La Rioja

TRAIL

Los Nutrium logran su desafío

Los integrantes del Nutrium Trail Team celebran la consecución del desafío en la meta situada en Santo Domingo de la Calzada. ::
Los integrantes del Nutrium Trail Team celebran la consecución del desafío en la meta situada en Santo Domingo de la Calzada. :: / Diego Marín A.
  • El equipo de 'trail' cruzó La Rioja corriendo 194 kilómetros en menos de 24 horas

Probablemente el clima fue el peor que pudo haber acompañado a los corredores del Nutrium Trail Team, pero eso añadió mérito al desafío propuesto: recorrer La Rioja de Oeste a Este, desde Valverde hasta Santo Domingo de la Calzada, en menos de 24 horas. Y lo lograron, pese a la lluvia, la oscuridad y el frío. Fue duro pero la recompensa fue suficiente. El reto perseguía, al margen de lo deportivo, un fin solidario, recoger comida para el Banco de Alimentos de La Rioja. Más de 2.300 kilos de alimentos ha sido lo recaudado, si bien es cierto que la mayoría, dos toneladas, proceden de una empresa que ha realizado el donativo de forma anónima.

El desafío transcurrió dividido en once etapas de entre 11,6 y 26,5 kilómetros. En total, 194 kilómetros de 'trail' por el itinerario GR-93, con más de 7.400 metros de desnivel cruzando los valles del Alhama, Cidacos, Leza, Najerilla y Oja, partiendo a medianoche del pasado viernes y alcanzando la meta 23.39 horas después gracias a diez relevos realizados por 24 corredores del equipo (más Juan Carlos Escolar, quien aportó su grano de arena desde Chile).

Luis Aparicio, por ejemplo, realizó la etapa Anguiano-San Millán de la Cogolla (22 Kms. y 800 metros de desnivel, de 17.30 a 20.15 horas) junto a Sergio Alcalde y Daniel Villar. A la dureza del reto hubo que añadir una anécdota imprevista: «Se me gastó la pila de la luz frontal antes de la bajada hacia San Millán y tuvimos que ayudarnos, yendo en fila india y con alguna caída. Un punto más de aventura», apunta Luis Aparicio, corredor de trail de Matute.

«Nos gustaba la idea de realizar una actividad de equipo más allá de las competiciones, pero no alcanzábamos a imaginar la repercusión que iba a tener nuestro primer desafío», valora Enrique Ramos, responsable de Nutrium junto a su esposa, Paula Fernández. Enrique realizó la primera etapa, Valverde-Cervera (11,6 Kms.), junto a Rosa Sánchez. «Lluvia, barro frío y desorientación se mezclaron con la mayores caras de felicidad que he visto», asegura.

La última etapa, Ezcaray-Santo Domingo (14 Kms. por la Vía Verde) la completaron de noche dos mujeres, Pilar Sainz y Ángela Cueva. «Me hice la valiente porque estaba tan asustada como mi compañera por si nos salía algún animal, pero no nos dejaron solas, el equipo nos animó en cada cruce», recuerda la calceatense Ángela Cueva, y afirma: «Me encantó haber podido participar».