La Rioja

POLIDEPORTIVO

Los Juegos del Mediterráneo se aplazan a 2018

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, recibe al del COE, Alejandro Blanco.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, recibe al del COE, Alejandro Blanco. / EFE
  • El Gobierno central aportará 6,4 millones de euros para organizar en Tarragona la cita pospuesta un año por falta de fondos

Los Juegos del Mediterráneo que debían celebrarse en Tarragona en el verano de 2017 fueron aplazados este lunes a 2018 por falta de fondos para concluir las sedes y organizar el evento que hace casi seis años fue retirado a la ciudad griega de Volos por incumplimiento de sus compromisos económicos. El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, ya advirtió el pasado mes de junio de que como consecuencia de la crisis económica y política los Juegos de Tarragona corrían incluso riesgo de suspensión, pero la organización ha optado finalmente por posponer un año su celebración.

El Gobierno central apoyó este lunes la decisión del comité organizador de retrasar la cita a 2018 ya que, según destacó el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, «unos Juegos internacionales de esta importancia tienen la suficiente trascendencia como para que todas las instituciones que participan en su organización se tomen un tiempo adicional y consigan que su celebración sea un gran éxito para España». El Ejecutivo también anunció que aportará 6,4 millones de euros para la organización de los Juegos del Mediterráneo, lo que supondrá que «el Estado se convierta en el principal socio de las aportaciones económicas» para este evento deportivo.

«España acaba de salir en estos días de un año muy peculiar por el bloqueo institucional que ha impedido la existencia de un Gobierno estable, pese a lo cual el compromiso del Ejecutivo con los Juegos del Mediterráneo de Tarragona ha sido indudable. El Gobierno ha consignado aportaciones económicas por valor de 6,4 millones de euros para la organización de los Juegos Olímpicos del Mediterráneo. Además, le ha otorgado al evento la calificación de ‘acontecimiento de especial interés’ en los Presupuestos Generales del Estado, lo que supone que toda inversión privada destinada a su celebración podrá acumular exenciones fiscales de hasta el 90%», anunció el Ministerio de Educación.

«Es una buena noticia para los trabajadores, porque tendrán un año más de contrato», aseguró el alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, que insistió en que la ciudad «no pagará el sobrecoste por el aplazamiento».