La Rioja

ATLETISMO / CARRERA DE AUTOL

Los atletas crecen como setas

El podio. Los mejores de la carrera absoluta, con los organizadores. F. D.
El podio. Los mejores de la carrera absoluta, con los organizadores. F. D.
  • La Carrera del champiñón y la seta de Autol vuelve a cosechar un éxito de participantes, con 700 entre todas las categorías

Cuando algo prolifera profusamente, como salido de la nada, se suele decir que cree como setas. No le viene mal el dicho a la progresión en el número de atletas participantes en la carrera que cada año se celebra en Autol con motivo de las Jornadas del champiñón y la seta, la principal fuente económica de la villa.

Ayer se volvió a superar la cifra de participantes, tanto en el total de categorías, con 700 por los 500 de la pasada edición, como por el número de corredores que tomaron parte en la carrera reina, con 515 por los algo más de 200 del año anterior. Eso, a pesar de que en esta ocasión se suprimió el cani cross, debido a los numerosos y caros requisitos que se exigen a los organizadores para poner en marcha este tipo de pruebas.

A lo largo de la mañana, desde las 10.30 horas en que se daba la salida a los Benjamines, las calles de Autol vieron pasar corriendo a los distintos grupos de corredores: Alevines, Infantiles, Cadetes, Prebenjamines y Principiantes, para que, como prólogo a la prueba absoluta, un grupo de mujeres mayores de la localidad, completasen el trazado de 1.400 metros a ritmo de marcha.

A las 12.00 horas se dio la salida a la carrera Absoluta, con 4 kilómetros para las féminas y 8 para los hombres, todo ellos por un circuito urbano en el que había que superar dos cuestas de pronunciada pendiente en cada giro. La primera mujer fue Gema Olave (Logroño), con un tiempo de 16 m. 33s., seguida de Rocío Marín (Aldeanueva), a 31 s. y de Ainhoa Parra (Tudela), a 44 s. La mejor autoleña fue Nieva Villar. El ganador masculino fue Ismael Tomé (Calahorra), con 28 m. 22 s., seguido de Iván Muñoz (Tudela), a 49 s., e Iván López de Oñate (Rincón), a 1 m. 20 s. El mejor local fue Javier Manrique.