La Rioja

Imagen de la Carrera Entre Viñedos del año pasado. :: Diaz Uriel
Imagen de la Carrera Entre Viñedos del año pasado. :: Diaz Uriel

Un coche por correr entre viñas

  • La IX Carrera entre Viñedos sorteará un coche entre los atletas participantes

Un coche por correr. Ése será el premio que recibirá uno de los participantes -no necesariamente el ganador- en la novena edición de la Carrera entre Viñedos que se celebrará el próximo 23 de octubre en Cenicero y sus alrededores.

La organización de la prueba, el Club Maratón Rioja ha dispuesto, por segundo año consecutivo, que al término de la carrera todos aquellos que hayan corrido la distancia (y, muy importante, estén presentes en la entrega de premios) optarán a volver a casa en un Smart Fortwo que se sorteará con el patrocinio de Auto Oja.

Los que no sean agraciados con el premio gordo también pueden optar a otros regalos y si no, en cualquier caso, habrán disfrutado de una prueba ya clásica en el calendario popular de ruta riojano (se celebra cada cuarto domingo de octubre) y haber recorrido una zona muy bella de la geografía riojana, que adquiere a finales de octubre una bonita riqueza cromática con mezcla de ocres y tonos rojizos, después de la vendimina. La prueba, como es habitual, partirá de la Plaza del Ayuntamiento de Cenicero a las 11.00 y en torno a una hora más tarde comenzarán a llegar los primeros atletas después de haber cubierto los 11.300 metros de los que consta la prueba.

Las inscripciones hace ya varias semanas que están abiertas a través de la web oficial -carreraentrevinedos.com-y son varios centenares de atletas lo que ya han confirmado su inscripción (el límite está en 1.500 deportistas en la línea de salida).

Los que todavía no se hayan inscrito y deseen hacerlo pueden aprovechar para hacerlo antes del 10 de octubre y así únicamente deberán abonar 15 euros, si lo hacen entre ese día y el 17, el precio se incrementa hasta los 20 euros. Los más rezagados, si no se han completado las inscripciones, podrán apuntarse. Todos los inscritos recibirán una bolsa del corredor con diversos regalos, entre ellos, un vale que da derecho a una copa de cristal, un«bollo preñao» y las degustaciones del vino en la plaza.