La Rioja

La larga historia de una «lealtad»

A lo largo de su carrera deportiva, Roberto Briones sólo ha tenido un único entrenador: Marcos Moreno (aunque el que le animó a correr y le dirigió los primeros meses fue su profesor de Educación Física, Eusebio González).

Briones reconoce que hubo oportunidades de entrenar a las órdenes de otros técnicos: «Pero era una cuestión de lealtad. Si llevaba toda la vida con Marcos (Moreno), tenía confianza en él y seguía mejorando ¿por qué iba a cambiar?» y se deshace en elogios hacia su entrenador.

En idénticos términos se expresa Moreno que destaca de Briones su tenacidad, a la vez que reconoce haber mejorado como entrenador trabajando con Briones. Además, siempre la nómina de pupilos de Moreno ha sido muy reducida por lo que «Roberto ha tenido en mí casi un entrenador personal con todo lo bueno que eso implica de conocimiento mutuo».